Nueva Revista 060 > Las dos caras del liberalismo

Las dos caras del liberalismo

Pau Arnau

Reseña literaria de "What's wrong with liberalism" de Maureen Ramsay.

File: Las dos caras del liberalismo.pdf

Tags

Referencia

Pau Arnau, “Las dos caras del liberalismo,” accessed August 12, 2022, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/1286.

Dublin Core

Title

Las dos caras del liberalismo

Subject

Libros

Description

Reseña literaria de "What's wrong with liberalism" de Maureen Ramsay.

Creator

Pau Arnau

Source

Nueva Revista 060 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

sigualdad de facto y con un concepto Las dos caras de Estado reducido a la consecución del liberalismo de la seguridad de los individuos. Los derechos humanos no pueden Maureen Ramsay, mover a la acción por su carácter Whats Wrong with Liberalism. abstracto. No es extraño que la única A Radical Critique of Liberal alternativa para la acción particular Political Policy sólo pueda concretarse en el interés Leicester University Press, London, individual o en la defensa irracional 1997, 271 pags. del grupo. Según Ramsay, esta contradicción se sigue deductivamente del inl marxismo, el comunitarismo tento de fundamentar la organizay el feminismo son los granción social en una ficción: la soberades desafíos que la filosofía Enía del individuo frente a lo social. política liberal se ha encontrado desLa libertad que se desprende de la de su primera formulación utilitarisinvención liberal del individuo como ta. Según Ramsay, un examen detaátomo aislado es la libertad negativa, llado de los fundamentos del libetal como la definió Berlin: tanto más ralismo puede mostramos en los palibertad cuanta menos coerción. Enpeles la imposibilidad de seguir detonces se dan paradojas que justififendiendo la autonomía del indivican la desigualdad como un estado duo abstracto y la autorregulación de hechos irrevocable: el vagabundo, del mercado en beneficio de todos. el marginado, el pobre, son libres en En su monografía, demasiado ligera la medida que nadie les impide realipara sus pretensiones, se intenta dar zar sus planes. Según el autor, esta cuenta de la bancarrota del liberalisincoherencia se explica por la distinmo, tanto por sus incongruencias teción tajante, también de Berlin, enóricas como en sus resultados práctitre libertad negativa y autodetermicos y políticos. nación (sentido positivo de la liberLos derechos civiles universalizatad). Tal distinción da por sentado dos como derechos humanos son un que el individuo puede llegar a ser logro del liberalismo al que no podeprincipio absoluto de sus acciones, mos renunciar. Sin embargo, su fúndesconociendo el carácter social y damentación inicial en una naturalecondicionador de los deseos y tenza humana anterior al contrato social dencias. Si se defiende la libertad nelos hace tan formales, que resultan gativa en contra de cualquier interirónicamente compatibles con la devención redistributiva, se está favoreciendo el sistema de mercado que Parece que el propio Ramsay cae crea las necesidades en los individuos en su propia acusación, al defender haciéndoles creer, bajo el postulado la absoluta ausencia de obstáculos de la autonomía, que están dirigienpara la realización de la libertad. Sus do sus vidas. Ramsay entiende que, críticas al sistema meritocrático que para que existiera verdadera libertad fundamenta la desigualdad económide elección, se necesitaría una igualca le hacen ver la libertad como la dad inicial en un perfecto equilibrio igualdad de oportunidades para tode poderes y de acceso a los bienes. Y dos los ciudadanos. Si las estructuras si es necesario crear esas condiciones actuales canalizan el acceso a los memediante la redistribución, el ámbito jores puestos y a los bienes a través público recibe el derecho a hacerlo de la acumulación de poder y capital en aras de la libertad. La libertad de en manos de una élite, la redistribula que habla Ramsay no posee ya las ción que se propone parece ser indos caras, ausencia de coerción e compatible con un espacio mínimo igualdad. La libertad negativa está para la iniciativa privada y con la fundida con la libertad positiva: la forma esencialmente plural de la liausencia de obstáculos se entiende bertad positiva. Por eso se critican como ausencia de poderes y núcleos todas las teorías de la justicia liberade riqueza que iguale las oportunidales (utilitarismo, Rawls, Nozick, des de los individuos en un espacio Dworkin) como modos aparentes de homogéneo. igualdad: si los derechos civiles y legales no se traducen en derechos ecoRamsay no advierte que libertad nómicos y sociales, no poseen ningue igualdad (eleutéria y reconocimienna efectividad. El peligro de dirigir la to) son dos conceptos incompatibles, acción política a través de un progratal como describe Berlin en su famoma de igualación de oportunidades no so ensayo de 1959. El equilibrio enreside en su carácter irrealizable, sino tre ambos es el cometido de la labor en la posibilidad de utilizar medios inpolítica. Pero entender que su fronjustos, discriminaciones positivas, para tera es borrosa es la primera tentapaliar una situación injusta. El despreción del totalitarismo: si se quiere ser cio de la utopía hacia el estado de los abogado de la igualdad, hay que reshechos la hace ciega respecto de sí petar las diferentes maneras que exismisma: le impide reconocer el talante ten de buscar la autodeterminación y abstracto de un tipo de igualdad sin el reconocimiento entre iguales que diferencias, un espacio homogéneo en probablemente sacrificarán parte de el que los individuos se encontrarán a la libertad negativa en su consecuigual distancia unos de otros y respección. to de los centros de poder y riqueza. es el espacio de lucha por los propios Defender ese estado ideal como inicio intereses, y lo privado el espacio de de una sociedad verdaderamente justa descanso y realización íntima del ines una forma sospechosa de totalitarisdividuo, obliga a mujeres y niños a mo. Después de criticar el postulado actuar conforme a parámetros de valiberal del individuo aislado y autosurones adultos. Sin embargo, la ética ficiente, se nos quiere hacer creer que de la particularidad y del cuidado tal estado de cosas realizaría la verdaque se ha enfrentado desde algunos dera autonomía del ciudadano: un enfeminismos contra la ética de la justorno social garante de oportunidades ticia no le parece a Ramsay acertada, sin diferenciación se toma como el reen tanto que sigue dejando intactas quisito necesario para el desarrollo de las constantes individualistas que una libertad real. En el fondo, Ramfundamentan el pensamiento liberal. say es solidario con el individualisLa neutralidad del Estado tiene senmo. No basta con subrayar el conditido en la medida en que el pluraliscionamiento social de los intereses mo y la autonomía de los modos de privados ni con sugerir que los sisteorganizar la vida individual se consimas de cooperación son más justos deran elementos sagrados del sistema que los sistemas basados en la maxiliberal. Por ello, Ramsay propone malización del beneficio. Sin soludistinguir entre deseos y necesidades. cionar el problema de la particiEs verdad que no podemos juzgar y pación política en un bien sustantivo determinar desde el ámbito público o procedimental, atacar el sistema los deseos de los individuos, pero sí meritocrático de acumulación de es posible determinar objetivamente bienes recuerda demasiado a la bancuáles son las necesidades fundamencarrota política y económica de los tales que el individuo necesita para países comunistas. desarrollar su carácter de agente autónomo. Puesto que el individuo no Ramsay recoge todas las críticas a es libre en lo que desea, porque el la sociedad liberal que se han hecho sistema de consumo crea las necesidesde el feminismo y desde los deredades de consumo según las leyes de chos de los niños. Las diferentes verproducción y la concentración de siones de división de lo público y lo poder, es necesario distinguir entre privado (lo doméstico y lo publico, lo que el individuo quiere y lo que la sociedad civil y el Estado, lo perrequiere. Entonces podría desarrosonal y lo social) no dejan de ser dillarse una teoría de los derechos univisiones patriarcales en las cuales las versales y de las obligaciones derivamujeres y los niños viven de hecho das de una definición transcultural en desventaja. Pensar que lo público de las necesidades y objetivos fundaViejos problemas, mentales, como la salud, la riqueza nuevas tecnologías mínima, la formación cultural. La neutralidad del Estado dejaría de tener sentido y, con ella, obtendría el José Luis González Quirós, derecho a intervenir positivamente El porvenir de la razón para reorganizar los núcleos de la rien la era digital, queza y el poder. Síntesis, Madrid, 1998, 205 págs. La teoría de las necesidades objetivas puede no parecer extraña a la cultura política europea, pero sí al lis evidente que los humanos beralismo americano en sus formas resentimos una curiosidad y publicanas. Sin embargo, los intentos agudeza especial por el mundo de hacer ambiguas las fronteras entre Een torno. Pero también es cierto que lo público y lo privado, entre la libersomos, ante todo, seres que tomamos tad positiva y negativa, otorgan una decisiones y llevamos a cabo obras, no legitimidad a los intentos de garantimeros entes contemplativos. En una zar la igualdad social y económica más primera aproximación, podemos que dudosa, en la medida en que no aceptar que nuestro quehacer se derespeta la heterogeneidad de finalidasenvuelve en dos ámbitos: el técnico y des de la sociedad civil. el político (o moral); y con gran freAunque Ramsay se presenta en cuencia en ambos a la vez, es decir, todos los vericuetos de las argumencuando la técnica y la moral caminan taciones liberales (lo cual exige un mirándose de reojo. El obrar técnico conocimiento amplísimo de la teoría (tekhne] es todo aquello que modifica política liberal), lo hace siempre con o interfiere con la naturaleza (physis). el convencimiento de que va a ganar Tekhne iatriké llamaban los griegos al con dos simples estocadas. La sensasaber de los médicos, esto es, ars meción que produce es que el verdadedica o arte médico. Por el contrario, ro rival no puede ser el que nos precuando el hombre se propone un essenta hundido y derrotado. Una lecpacio común para la convivencia y la tura más detallada de Berlin, por cooperación con otros integrantes de ejemplo, podría sugerirle a Ramsay su especie, su actuar se denomina poque el liberalismo, después de dos silítico o moral. glos de exitencia, no tiene que fundamentarse de juris en el atomismo Aunque las obras técnicas y moraindividualista y en el utilitarismo. les, como acabamos de ver, pertenePau Arnau. cen a diferentes esferas, y es fácil di