Nueva Revista 060 > Los Presupuestos Generales del Estado para 1999

Los Presupuestos Generales del Estado para 1999

José T. Raga

El Presupuesto del Estado español no puede desvincularse de las consideraciones respecto al entorno en el que se circunscribe, son un plan de acción económica para conseguir los objetivos prioritarios de una sociedad.

File: Los presupuestos generales del Estado para 1999.pdf

Referencia

José T. Raga, “Los Presupuestos Generales del Estado para 1999,” accessed August 9, 2022, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/1273.

Dublin Core

Title

Los Presupuestos Generales del Estado para 1999

Subject

Panorama español

Description

El Presupuesto del Estado español no puede desvincularse de las consideraciones respecto al entorno en el que se circunscribe, son un plan de acción económica para conseguir los objetivos prioritarios de una sociedad.

Creator

José T. Raga

Source

Nueva Revista 060 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

Con todos estos cambios más los vos productos, la evolución de las que podrían producirse próximaaudiencias y los resultados económente en la radiodifusión, en las micos de las empresas editoras. El agencias de información y en las mundo de la prensa, tras unos años plataformas sindicales, el comienzo de excesiva tranquilidad, vuelve a de 1999 se presenta novedoso. Haser un hervidero. Ricardo Hernánbrá que seguir con atención los nuedez Muñoz. Los Presupuestos Generales del Estado para 1999 Desde que los Presupuestos del sector público dejaron de ser considerados como una simple cuenta en la que anotar ingresos y gastos de las Administraciones Públicas, para convertirse en un plan de acción económica a través del cual conseguir los objetivos prioritarios para una sociedad, la presentación, contenido y discusión de éstos constituye, si se me permite, el acto estelar de definición de política económica que un gobierno en su formulación, y el poder legislativo en su aprobación, pueden realizar a lo largo de un año. e aquí que el proyecto de El Presupuesto del Estado espaPresupuestos para el año ñol, que como proyecto ha sido pre1999, si bien a título todaDsentado a las Cortes Españolas para vía de proyecto, merecen la más cersu aprobación, no puede desvincucana consideración, ya que de ellos, larse de las consideraciones respecto más allá de las palabras, se deducen al entorno en el que se circunscribe. los verdaderos criterios que imperaNunca, pero menos aún ahora, puede rán en el año de referencia en las el Presupuesto aislarse de las cirmagnitudes económicas y sociales, cunstancias del marco exterior en el afectando por tanto a los hechos, peque se desenvuelve. Pero si siempre ro lo que es más importante, a las fue así, para el año 1999, año en el personas de las generaciones presenque comienza la tercera fase de ese tes y también de las futuras. proceso ilusionante de construcción y consolidación de la Unión Econólo que haría retroceder la tasa de pamica y Monetaria en el que la mayor ro en 16 puntos, y la situaría en el parte de los europeos estamos traba174% frente al 19% del año 1998. jando, la consolidación del marco Todo ello sometido a un moderado europeo, la referencia a sus objetivos crecimiento de los salarios, que no y la responsabilidad del papel que deberían superar en convenio la tasa asumimos en el proyecto global, tiedel 18% con el fin de que, con los nen necesariamente que estar predeslizamientos, no sobrepase en sentes a la hora de elegir los instruningún caso el 2%. mentos cualitativos y cuantitativos Este crecimiento moderado de de la política económica real y efeclos salarios garantizaría, no obstante, tiva que deben ponerse en práctica en el peor de los casos, el sostenien el año que sirve de marco de remiento de las rentas salariales en térferencia. minos reales, y en consecuencia, los asalariados no perderían capacidad El proyecto de Presupuesto preadquisitiva, ya que la inflación se sisentado muestra con claridad los obtúa como objetivo en el 1 8% frente jetivos de estabilidad, control del al 21 previsto para el año 1998. Essector público y crecimiento para ir te esfuerzo estabilizador se enmarca reduciendo las lacerantes tasas de en la voluntad de converger cada día desempleo. más con la media comunitaria que se En este último sentido, se prevé prevé para el año 1999, en un tramo un crecimiento de la economía cientre el l4%yel 15%. frado en el 38%, lo que lo sitúa por Quizá uno de los objetivos que encima de la media de la Unión Eumás pueden complacer a una socieropea; más todavía cuando algunos dad es el referido al control del propaíses de la Unión han revisado a la pio sector público. Es cierto que baja las previsiones de crecimiento muy lejos queda aquella dimensión del país, situándolas en el caso de máxima que cifrara Colin Clark en Alemania, por ejemplo, en el 23% el 25% del PIB, pero no es menos frente al inicial 27%. El motor funcierto que las dimensiones actuales, damental de nuestro crecimiento en torno al doble de aquella refereneconómico será la demanda interna cia, se ven desbordadas por el quey, muy particularmente, la inverhacer público en una acumulación sión. de déficits constantes que vienen a Así las cosas, de producirse la hipotecar la vida económica, sobre tasa de crecimiento prevista, ésta todo, de las generaciones futuras. supondría la creación de unos 370.000 nuevos puestos de trabajo, En atención a este objetivo, el En los ingresos, hay que apreciar déficit previsto de las Administrala reforma propuesta del Impuesto ciones Públicas se sitúa en un 16%, sobre la Renta de las Personas Físidel que la mayor parte correspondecas, fundamentalmente en lo que se ría al Estado (13 puntos), cuando a refiere a la obligación de declarar, las Administraciones Territoriales por lo que unos cinco millones de corresponderán 02 puntos y a la contribuyentes dejarán de presentar Seguridad Social 0 1 puntos. Ello la declaración. Junto a ello, es precisupone que el déficit conjunto del so destacar la reducción de los tipos sector público se contraerá en 05 marginales mínimo (del 20% al puntos respecto al previsto para 18%) y máximo (del 56% al 48%), 1998. La deuda pública viva a fin de así como el mejor tratamiento de las año se situará en el 66 9% del PIB, rentas salariales, la protección más cifra todavía muy alta, pero inferior generosa de la familia y la variación en 04 puntos a la de 1998. en el tratamiento de la vivienda. En cuanto a la política de ingreTodos estos aspectos, además de sos y gastos, se aprecia un increuna disminución estimada de dos mento de los ingresos no financieros décimas en la presión fiscal, son en un 46% respecto a 1998, que los elementos que contribuirán a un masitúa en 296 billones de pesetas, yor bienestar de los españoles. mientras que el incremento de los Más importancia tiene, desde el gastos no financieros se sitúa en el punto de vista social, la política de 43% (17 puntos menos que el cregasto. La partida que más crece (un cimiento del PIB nominal), alcan56%) es la referida a las políticas zando un total de 312 billones de activas de empleo. Esta necesidad pesetas. es claramente prioritaria en nuestro Por lo que se refiere a los ingrepaís. A ella le siguen en importancia sos del Estado, la imposición directa las de investigación y desarrollo, alcanzará el 427% de los ingresos que crecen en un 46%. totales, la indirecta el 432% y las También se sitúan por encima tasas y otros ingresos el 14.1%. Si a del crecimiento medio las referidas a los ingresos del Estado añadimos Justicia (116%), Educación (65%), los de las demás Administraciones Sanidad (56%) y pensiones (55%), Públicas, los impuestos directos y así como los gastos en infraestruclas cotizaciones sociales alcanzarán turas, que en su conjunto crecen un el 622% del total de ingresos; los 94%. De éstos destacan especialimpuestos indirectos constituirán el mente Obras Públicas y Medio Am254% de los ingresos públicos. crecimiento, control del sector púbiente, con un 18% y un 17% resblico y objetivos sociales, para pectivamente. asegurar un mayor bienestar de De todo ello se deduce un prelos españoles presentes y los de supuesto que utiliza la máxima las generaciones futuras. José T. capacidad de juego que le permiRaga. ten los objetivos de estabilidad, Lectura de las elecciones vascas El autor realiza un análisis de los resultados de las pasadas elecciones vascas, fundamentales para el proceso de pacificación del País Vasco. a regla parecía elemental: si ción de Lizarra, que es la formulaaumenta la participación, se ción de un procedimiento para la reLincrementan los votos de las forma del actual marco político, conopciones no nacionalistas. La explisiguió que la participación se discación también parecía evidente: hay parara en relación con las últimas una bolsa de votantes que se abstieautonómicas del 94 y se acercara nen en las elecciones autonómicas (707%) a la de las generales de (en 1990 la participación alcanzó el 1996, que fue la más alta de la últi61% y en 1994 el 596%), y que, sin ma década. En esta ocasión, se han embargo, votan en las generales acercado a las urnas, aproximada(715% en las últimas de 1996). Comente, 225.000 personas más que en mo este aumento de votantes juega, las autonómicas de 1994 pero, sin en las generales, a favor de los partiembargo, la diferencia de incremendos no nacionalistas, sería lógico to de los no nacionalistas con los naque fuera así en otro tipo de comicionalistas vascos no va más allá de cios, como los del pasado 25 de ocunos 10.000 votos. La regla, que patubre. recía evidente antes del 25 de octuLa campaña electoral, desarrollabre, no ha funcionado. da en circunstancias muy especiales Lo que ha ocurrido ha sido, sencomo la tregua de ETA y la Declaracillamente, que el voto de esos dos