Nueva Revista 059 > La melancolía creadora

La melancolía creadora

Guido Stein

Reseña literaria de "Romano Guardini, maestro de vida" de Alfonso López Quintás.

File: La melancolia creadora.pdf

Tags

Referencia

Guido Stein, “La melancolía creadora,” accessed November 22, 2019, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/1263.

Dublin Core

Title

La melancolía creadora

Subject

Libros

Description

Reseña literaria de "Romano Guardini, maestro de vida" de Alfonso López Quintás.

Creator

Guido Stein

Source

Nueva Revista 059 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

que no está a la zaga de la altura ciensin embargo, entre sus lectores y tífica y evocadora originalidad de su oyentes contemporáneos suscitó la obra. admiración e influyó hondamente en Los mejores libros suelen traer, muchas de sus vidas. Hoy en día, por así decirlo, otros libros bajo el quien se decide a leer las obras de este brazo. En este caso, sería interesante admirador de Sócrates y san Agustín que, utilizando el utillaje intelectual y (entre otros, como san Buenaventura, metodológico que se ha empleado en san Francisco, Dante, Pascal, Hölderéste, se abordara el intento de deterlin, Dostoievsky o Rilke) corre un minar cuál es si es que existe la geriesgo feliz: ser invitado a reenconneración de escritores e intelectuales trarse consigo mismo. que está marcando nuestro fin de miAlfonso López Quintas, catedrátilenio, así como los valores y creencias co de Filosofía de la Universidad que ellos transmiten a la sociedad y su Complutense, ha escrito una biogragrado de penetración. Una tarea difífía intelectual atractiva y profunda. cil, quizá imposible a causa de su proLos pilares de este trabajo extraordibable falta de fundamento y perspecnario, de elegante factura, han sido tiva histórica. En cualquier caso, sería sus recuerdos como asistente a las claun empeño que encontraría buena ses de Guardini en la Universidad de parte de su camino ya allanado por el Munich durante los años sesenta y el excelente trabajo de Amando de Miconocimiento cabal de la magna obra guel y RobertoLuciano Barbeito. guardiniana, enriquecida recienteJuan Manuel Gil Celma. mente por la publicación de obras postumas. Mi propósito dice López Quintás en esta obra es trazar su La melancolía biografía intelectual, mostrar cómo se desarrolló su existencia y cómo de su creadora compleja trama fueron surgiendo espontáneamente sus diversos escritos. Alfonso López Quintas El propósito queda generosamente Romano Guardini, cumplido. A la riqueza de los detalles maestro de vida biográficos, se añade un despliegue Ediciones Palabra, Madrid, 1998 cuidadoso y sugerente de la producción de Guardini, que desbroza el camino para leer directamente sus bellos textos. omano Guardini es un pensador cristiano singular y exLa obra del profesor López cepcional. No creó escuela; RQuintás tiene numerosos méritos ravilloso horizonte del culto litúrgico objetivos; sin embargo, para mí su y de la oración. Un elenco de activilectura ha suscitado un recuerdo y dades traducidas en palabras escritas un sentimiento especial: volver a esen artículos, ensayos y libros. Son tar con mi padre Otto Stein. Y es quizá las obras que más me atraen de que mi padre fue discípulo de GuarGuardini, entre las que sobresale El dini durante casi tres lustros, desde Señor. También deseo destacar un finales de los años veinte hasta 1943. tomito de 1936, vertido al castellaEn su recién estrenada juventud, cono, titulado La imagen de Jesucristo menzó a escuchar al que sería su aden el Nuevo Testamento. De Guardini mirado y querido maestro en el embien se puede decir lo que un poeta blemático castillo de Rothenfels, español admiraba en otro: Aquél junto al Main, adonde fue conducique ilumina lo escondido con el fuedo por los miembros del Oratorio de go originario de las palabras. San Felipe Neri de Leipzig tan influyentes con Guardini en el MoviPara mi padre, como para los demiento Litúrgico. Poco después, se más, Quickborn y Rothenfels eran le uniría mi tía Angela Stein. Eran un ámbito espiritual y físico que les los años más bellos y felices del mopermitía respirar con alegría y serenivimiento juvenil Quickborn, que dedad, circundados por un ambiente jaron una huella perdurable en las general asfixiante, fruto del cruel réinteligencias y en las almas de mugimen nacionalsocialista. Desde Rotchos jóvenes católicos alemanes. henfels le siguió como estudiante a la Años en los que Guardini ejercitó Universidad de Berlín. Allí Guardini magistralmente sus dotes geniales de enseñaría desde la famosa cátedra de pedagogo cristiano con aquellos jóCosmovisión cristiana, desplegando venes: les enseñó a conocerse a sí su pensamiento original, poderoso y mismos; les suministró los fundarevelador sobre el encuentro del mentos de su propia autoformación; hombre creyente con el mundo. les desveló la riqueza polifónica del Quizá el recuerdo paterno que mundo y la cultura, contemplados irrumpe en mi memoria con más ímdesde una fe que buscaba el diálogo; petu es el suscitado por la lectura de les inició en la interpretación espilas páginas que López Quintas deditual y científica de la realidad cristiaca a las predicaciones (conferenciasna, sin rigideces metodológicas imhomilía) de Guardini en la Iglesia procedentes, sino suscitando el comSaint Canisius de Berlín en los pripromiso personal con el mensaje dimeros años de la guerra. Ya movilivino del Dios Encarnado. Y, sobre zados, me contó mi padre, centenatodo, abrió a sus ojos jóvenes el mares de hombres y jóvenes acudían a escuchar al maestro con fe y con Misión miedo. El propio Guardini recordapoética ría aquellos momentos con predilección; en ellos sintió la fuerza de la Jorge Valdés DíazVélez verdad... la grandeza, originalidad y La Puerta Giratoria vitalidad del mensaje cristianocatóJoaquín Mortiz, México, 1998, lico. 100 págs. Para terminar, desearía resaltar las reflexiones que el autor dedica al papel que desempeñó la melancolía en la persona y en la producción de res años largos de misión diGuardini. Heredada de su madre, plomática y cultural en Espaprofundizó bellamente en este rasgo Tña, queriendo hacer realidad psicológico y espiritual en las páginas lo que en las relaciones internacionales tituladas Sobre el sentido de la melanse llama normalización, han dado colía, escritas en 1928. Guardini suespléndidos frutos: Jorge Valdés, últipo insertar en su vida la melancolía mo consejero de Cultura de la Embacomo un don de Dios, que cuajó cojada de México, ha enhebrado y puesmo dice López Quintás en capacidad to en movimiento las agujas que tejen creativa, poder de discernimiento, de nuevo la sólida tela común de la fuerza persuasiva y claridad de menlengua entre escritores mexicanos y este. Guardini, la melancolía y su compañoles. Y en el aspecto literario, quiepañero, el silencio, no desembocaron nes lo conocimos y tratamos en Maen un abatimiento estéril, sino que drid, tuvimos el raro privilegio de ver dibujaban la antesala de lo imporcrecer día a día su último libro, La tante. puerta giratoria, que acaba de recibir el Premio Nacional de Poesía AguascaEstoy persuadido de que la lectulientes 1998, convocado por el Conra de la obra de López Quintás anisejo Nacional para la Cultura y las Armará a parar la atención en los escrites mexicano. tos de Guardini. Como señalaba el Cardenal Joseph Ratzinger en 1985, Desde su primer libro, Aguas Tecon ocasión de la celebración del rritoriales (Molinos de Viento, UniCentenario del Nacimiento de Guarversidad Autónoma Metropolitana, dini, en la Academia Católica de Ba1998), Valdés DíazVélez, fiel a la traviera: Sólo cuando dejamos que dicional llamada telúrica de su país, otro se acerque, llegamos a enconhizo ya acopio de materia primordial a trarnos con nosotros mismos. Guisu alcance, formada por oscuros líquido Stein. dos del subsuelo, larvas, lagos fosfores