Nueva Revista 055 > Nuevas guerras de religión

Nuevas guerras de religión

Pablo Vázquez Vega

Reseña literaria de "Neoliberalismo y Estado del Bienestar" por Vicenç Navarro.

File: Nuevas guerras de religión.pdf

Tags

Referencia

Pablo Vázquez Vega, “Nuevas guerras de religión,” accessed September 24, 2019, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/1164.

Dublin Core

Title

Nuevas guerras de religión

Subject

Libros

Description

Reseña literaria de "Neoliberalismo y Estado del Bienestar" por Vicenç Navarro.

Creator

Pablo Vázquez Vega

Source

Nueva Revista 055 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

joyita en la página 254: El capitalisconservadora, presente en algunos gomo ha fracasado en los países de la biernos europeos y también al otro laperiferia, está fracasando en los países do del Atlántico. El carácter marcadade la Europa oriental, y está teniendo mente beligerante del libro aporta comuchas dificultades en los países del lor a los argumentos, pero le resta valor centro. científico. Hay, a lo largo de las págiLa pobreza es un gran problema nas de este ensayo, una nítida distineconómico, sin duda. Pero este libro ción entre buenos y malos, entre no sirve para comprenderla ni para relos dorados años sesenta de los gobiersolverla. Carlos Rodríguez Braun. nos socialdemócratas y los injustos y oscuros años ochenta, con gobiernos liberales. La realidad suele ser más ¿Nuevas guerras gris, y las verdades acostumbran a imponerse por sí mismas. Esa toma de de religión? partido desde el primer momento genera en el lector, acostumbrado a texViceng Navarro tos más neutros donde cada uno obtieNeoliberalismo ne sus propias conclusiones, una cierta y Estado del Bienestar actitud crítica ante estadísticas y datos. Ariel, Barcelona La mezcla de citas, valoraciones y datos 1997, 221 págs. estadísticos provoca desazón, y lleva a cuestionarse por qué, por ejemplo, no n este final de siglo, parece que se han ofrecido las series completas solas confrontaciones ideológicas bre algunas variables, como el desemErecobran nueva fuerza. Vicen9 pleo, que siguiendo con el ejemplo— Navarro, catedrático y profesor de Poen el Reino Unido concluirían resultalíticas Públicas en las Universidades dos algo distintos. Cuesta creer, por John Hopkins (Estados Unidos) y poner otro ejemplo, que el gobernador Pompeu Fabra, ha escrito un libroendel Banco de España llegara a decir sayo cuyo objetivo principal es demosque es necesario disminuir el grado de trar el carácter erróneo de las políticas equidad del Estado del Bienestar liberales que se han puesto en práctica (pág.151), y utilizar esta afirmación durante los ochenta y buena parte de como uno de los elementos de crítica los noventa. contra el gobernador y los que trabajan El libro recoge —adaptadas cinco en esa institución. Genera intranquiliconferencias pronunciadas por el prodad comprobar que la cita es de un pefesor Navarro entre 1995 y 1997. El riódico, cuando los que vivimos aquí autor se sitúa, desde el primer momento, en contra de la corriente liberalEn el caso de Europa, el desempleo no sabemos que los periódicos suelen trase debe a la rigidez de los mercados latar de crear opinión con las noticias. borales, sino a las inestabilidades fiCreo que Neoliberalismo y Estado nancieras, motivadas por el colapso del Bienestar responde más al final de del sistema de Bretón Woods, y por una época que al comienzo de la siuna reducción de la demanda agregaguiente. Trataré de explicarme. El da, generada por el aumento de las deplanteamiento de lucha entre posiciosigualdades, la reducción del crédito y nes socialistas y liberales, que probala disminución del gasto público. blemente arranca de las polémicas entre Hayek y Keynes en los años treinNo conocer en profundidad la reata, resulta útil para comprender el lidad laboral de Estados Unidos me pensamiento económico y político de impide hacer una valoración adecuada algunas décadas de este siglo, pero mede las ideas expuestas con relación a nos apropiado para la época que nos ese país. El caso de Europa resulta más toca vivir. Después de leer el discurso familiar, y no es fácil compartir las rade Blair en Brighton, o el de Clinton zones propuestas por el autor. Se pueante la Unión, o el del Primer Minisde coincidir en que los elevados tipos tro canadiense, parece necesario conde interés han sido, sin duda, en los tar con nuevas categorías para enjuiochenta, una de las causas relevantes ciar las políticas públicas. Así, por del lento crecimiento de la producejemplo, la idea de que no todo lo púción y el empleo en Europa. Pero esos blico debe ser estatal o de que el Estaelevados tipos de interés reflejaban, no do debe hacer un llamamiento a la tanto la falta de coordinación monetaresponsabilidad de los perceptores de ria, como sobre todo los elevados nicualquier tipo de transferencia de renveles de déficit e inflación, por no hata, son argumentos que podrían deblar de deuda, de muchos de los países fender socialdemócratas y liberales. europeos. Sorprende que, en todo caso, un autor que se profesa keynesiaLas tesis fundamentales del libro no, acepte que el tipo de interés es una se concentran en el empleo. La creavariable fundamental que determina ción de puestos de trabajo en Estados los niveles de inversión y de empleo. Unidos, frente al elevado desempleo Si el problema hubiera sido la inestaen Europa, es la razón que con mayor bilidad monetaria, habría que esperar frecuencia se utiliza para defender las que la salida del Reino Unido del Sistesis liberales, que el autor combate. tema Monetario Europeo (SME) huPara Navarro, la reducción del paro biera generado una crisis en aquel en Estados Unidos ha sido solo apapaís, cuando ocurrió justo lo conrente y se debe en gran medida a que trario. hay menos gente dispuesta a trabajar. También es posible pensar que la sea así, pero las generalizaciones no son demanda agregada es responsable del positivas. nivel de empleo. Sin duda, la crisis El libro contiene elementos positieconómica se ha cebado especialmente vos. Resultan valiosos los comentarios sobre las elecciones americanas, que el en el mercado de trabajo, pero de disautor demuestra conocer bien, así cotinta forma en América y en Europa. mo los comentarios sobre la necesidad Como señala el autor, en los años de de mecanismos de federalismo fiscal en crisis económica, en Estados Unidos se la futura Unión Monetaria. En todo produjo una reducción real de salarios, caso, el autor demuestra una aptitud aumentando las desigualdades, pero para cuestionar argumentos convenmanteniendo casi inalterable el nivel cionales que resulta estimulante. Pablo de empleo. Por el contrario, en EuroVázquez Vega. pa, el ajuste no se produjo en el precio, sino en las cantidades. Así se produjo un elevado nivel de paro. Al menos a Reorientar largo plazo, en una economía de mercado resulta difícil abstraerse de la lógila democracia ca de la oferta y demanda. Leyendo el libro, y leyendo las cifras de empleo en Europa, queda claro que, al menos en Michael J. Sandel nuestro continente, algo no se ha heDemocracys Discontent. cho correctamente. America in Search of a Public Philosophy Menos aceptable resulta la tesis Harvard University Press conspiratoria. Mantener que se siCambridge, Mass, 1997, 418 pags. guen defendiendo las políticas liberales ya que benefician a las clases más pudientes de la población, o que los mercados consideran creíble una deterarece inevitable que el debate minada política no por la realidad profundo de la filosofía política concreta en sí, sino por la percepción contemporánea se sitúe en el Pde esta realidad, percepción que se enproblema de la democracia, sus realimarca dentro de unos marcos culturadades y perspectivas. Sobre todo porles e intelectuales de escaso rigor cientíque, sujetos a la tiranía de A Theory of fico y gran peso ideológico (pág. 79 y Justice, la obra capital de John Rawls, 80) significa descalificar otros argu(publicada en el ya lejano 1972), los mentos que podrían resultar más creíscholars norteamericanos se ven en el bles. Puede ocurrir que en algún caso deber (intelectual y académico) de to