Nueva Revista 053 > Después de la galerna

Después de la galerna

Rafael Gómez López-Egea

Reseña literaria de "Apología pro Vita Sua" por J.H. Card Newman.

File: Después de la galerna.pdf

Tags

Referencia

Rafael Gómez López-Egea, “Después de la galerna,” accessed September 24, 2019, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/1104.

Dublin Core

Title

Después de la galerna

Subject

Libros

Description

Reseña literaria de "Apología pro Vita Sua" por J.H. Card Newman.

Creator

Rafael Gómez López-Egea

Source

Nueva Revista 053 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

tenaces, se negaban a reconocer sus Después de argumentos. Ordenado sacerdote católico en la galerna 1847, Newman desplegó toda su energía a través de los Oratorios de J. H. Card. Newman San Felipe Neri, primero en BirApología pro Vita Sua mingham y luego en Londres, desde Ediciones Encuentro donde mostraba con elocuencia las Madrid, 1997, 371 págs. razones de la fe católica. Situaba la verdad en el centro de su labor , educadora. Por ella había sacrificado su brillante carrera y, por ser también a figura y la obra del cardenal fiel a ella, renunció a cargos y honoJohn Henry Newman, silenres que, sin duda, le habrían corresciada en su país durante años, Lpondido en el confortable seno de la adquiere con el tiempo la dimensión Iglesia de Inglaterra. humana, moral e intelectual que merece y que tan injustamente le fue nePor eso, cuando el clérigo angligada en vida. cano Charles Kingsley ataca a Newman, en un escrito difundido en Newman cometió el único error 1864, y le insulta acusándole de maque a un caballero británico del siglo nipulador y enemigo de la verdad, XIX inteligente, alumno y profesor de decide responder. Primero lo hace en la Universidad de Oxford, le queda artículos de revista y más tarde en un rigurosamente prohibido: convertirse folleto más extenso, donde expone al catolicismo. sus tesis con tal claridad que no deja Aquella sociedad tolerante y libelugar a dudas. ral, cuna de la razón y la ciencia, no le perdonó a Newman su incansable Sin embargo, todo esto no es subúsqueda de la verdad. Atacado desficiente para acallar las voces de sus de muchos frentes por sus antiguos detractores. Decide entonces escribir colegas, la insidia de ser acusado de la que sería una de sus obras fundaenemigo de la verdad, de no ser sinmentales, la Apologia pro Vita Sua, cero al asumir la fe católica le hizo redonde resume la trayectoria de su accionar con particular viveza. pensamiento religioso desde la adoComo la crítica tomó cuerpo y lescencia a la época de madurez. fue respaldada por un amplio sector Descubre father Newman la intide filósofos y teólogos ingleses, Newmidad de su conciencia, sin ocultar man, en contra de su voluntad, hubo nada (incluidas ciertas reflexiones que de polemizar con sus detractores que, no le favorecen), precisamente para to, poco tiempo después, eso es lo mostrar su fidelidad a la verdad, que ocurre. aunque ello le perjudique. Gracias a El cambio supone romper con su la agilidad de su prosa, es fácil seguir mundo de afeaos e ilusiones, de amila evolución de su conciencia. Ésta gos y tareas universitarias, que le es encuentra al principio en la Iglesia cerrado para siempre. Pero no imporAnglicana el refugio para una espirita, ya que para entonces, según sus tualidad que cada día va haciéndose propias palabras, sentía como si humás exigente. biera llegado a puerto después de una Desde el pulpito de su parroquia galerna; y mi felicidad por haber ende Santa María de Oxford, la belleza contrado la paz ha permanecido sin y la fuerza de sus sermones le conla menor alteración hasta el momenvierten en una de las máximas autoto presente. ridades morales de Inglaterra. Pero Desde el momento en que NewNewman cuenta cómo, en el fondo man afirma haber llegado, finalmende su alma, sentía que le faltaba llete, a puerto, su alma se aquieta y él gar a la plenitud. Para un hombre de mismo, añade: Mi paz y mi alegría pensamiento, un filósofo acostumhan sido perfectas y no he vuelto a brado a ejercitar la razón, los argutener una sola duda. mentos usuales contra la Iglesia Católica se debilitaban a medida que Al seguir el itinerario espiritual avanzaba en sus deseos de alcanzar la que Newman nos muestra en su Apoverdad que pudiera calmar de modo logía, sorprende la actualidad de los definitivo la inquietud de su espíritu. temas que le preocupan y la lucidez Aquellos momentos de tránsito de su pensamiento al exponer las sofueron de extrema dificultad. Al meluciones que tanto necesita el hombre nos, así los describe Newman cuande nuestro tiempo. do se refiere a las controversias que La historia termina con una llasurgen con las autoridades eclesiástimada a la comprensión y a la unidad cas de Inglaterra. A medida que en la que los cristianos vivieron duavanza en el conocimiento de la docrante siglos. El testimonio de Newtrina cristiana, más se acerca al catoman muestra que los celos y los odios licismo y más se distancia del anglinada pueden cuando hay verdadero canismo. empeño en alcanzar la verdad. Y a Al querer conciliar las dos Igletravés de su Apología, percibimos sias, la furiosa reacción de los suyos que, una vez que se llega a la verdad, le apercibe de que por ese camino es más fácil coincidir con los homacabará fuera de la Iglesia de Inglatebres que la buscan. Rafael Gómez rra y dentro de la católica. Y en efecLópezEgea.