Nueva Revista 052 > Personalísmo Rodrigo

Personalísmo Rodrigo

María José Fontán

Nos habla acerca de la calidad de la obra orquestal de Joaquín Rodrigo.

File: Personalísmo Rodrigo.pdf

Referencia

María José Fontán, “Personalísmo Rodrigo,” accessed May 28, 2020, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/1087.

Dublin Core

Title

Personalísmo Rodrigo

Subject

Música

Description

Nos habla acerca de la calidad de la obra orquestal de Joaquín Rodrigo.

Creator

María José Fontán

Source

Nueva Revista 052 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

questal y escénica; muy especialmenPersonalísimo te, en estos últimos cincuenta años en los que sus producciones propias Rodrigo han rivalizado con las más importantes del mundo. Joaquín Rodrigo Durante estos últimos veinticininterpreta a Rodrigo co años, el prestigio del primer teaObras para piano tro de ópera inglés se ha visto auJ. Rodrigo y Victoria Kamhi, piano mentado por la presencia casi consGrabación 1960 tante de Plácido Domingo en reperEMI CLASSICS CDC 5 56438 2 . ADD. torios muy diversos. Destacan de manera especial sus versiones de las óperas de Verdi y Puccini y, sobre todo, su Otello, un papel que reprea obra para piano de Joaquín senta la cima para cualquier tenor, y Rodrigo no es tan conocida coque Domingo ha interpretado en vaLmo su obra orquestal, pero rias ocasiones en el Covent Garden constituye un capítulo muy importancon notable éxito. Los aficionados te en su producción, no solo por su ingleses recuerdan cómo en 1976 recantidad sino por su calidad. Posee el presentó con gran maestría en una sello personalísimo de su autor y un misma noche a Turridu de Cavallegran interés desde un punto de vista ria Rusticana de Mascagni y Canto pianístico, pues ha enriquecido el rede Pagliacci de Leoncavallo. pertorio español para este instrumento. En este disco, grabado originalPlácido Domingo reúne una refimente en 1960 y reeditado ahora en nada musicalidad, una voz muy excompacto, destacan varios aspectos. En presiva y un talento teatral poco haprimer lugar, es importante la propia bitual entre los grandes cantantes, grabación de las obras de Rodrigo para además del encanto y la simpatía piano, muy escasamente registradas. personal, que convierten sus apariEn segundo lugar, que sea el propio ciones en el escenario en momentos compositor el que interpreta estas pieúnicos. En este merecido homenaje, zas, que por ser suyas conoce y sabe interpretó arias de ópera que nunca desentrañar mejor que nadie. En tercer había cantado en este escenario, colugar, es obligado mencionai la gran mo Le Cid de Massenet, LElisir categoría de su interpretación, que podamore de Donizzetti o el Don Cario ne de manifiesto el virtuosismo de que de Verdi. Destacó, entre sus partees capaz, dada la enorme dificultad que naires, la soprano rumana Leontina tienen algunas de estas partituras. Vaduva. Las piezas recogidas en este disco Sin duda alguna, el Preludio al Gason las más relevantes de su producllo Mañanero (1926) es su obra más ción pianística, y fueron escritas entre destacada, tanto por su gran virtuosis1926 y 1954. En ellas se nos muestra mo como por el trabajo pianístico que al Rodrigo más característico, esto es, representa. En contraste con esa algauna música de cierta influencia francerabía del gallinero, otra de las piezas sa, pero enraizada en el folklore espamás logradas de Rodrigo, la Sonata de ñol y con pinceladas de música antigua Adiós (1935), homenaje a Paul Dukas española. Su ambientación es, ante tocon motivo de su muerte, representa el do, pintoresca y su españolismo está polo opuesto de su estilo. En un tono fundamentado en el color y el melomelancólico, expresa la honda emodismo fácil y agradable, muy cercano ción sentida ante la desaparición del al espíritu clásico del siglo xvin. Se traque fuera su maestro. Las Cinco Sonata una música muy personal que repretas de Castilla a modo de pregón (1951) senta un caso aislado en el período artambién son un ejemplo de su estilo tístico en que ha sido desarrollada, personal. Una de las más bellas es la pues en cierto modo significa una cuarta, recogida en este disco y subtivuelta al pasado más nacionalista. tulada Sonata como un Tiento, que se Aunque Rodrigo se permite algunas aproxima a los tientos de falsas o de osadías politonales, no puede decirse disonancias del Renacimiento español. que haya asimilado las nuevas corrienJunto a ellas también puede disfrutes estéticas de nuestro siglo. Sin emtarse, tocada a cuatro manos con su bargo, este neoclasicismo no constitumujer Victoria Kamhi, la Gran Marye un impedimento para crear piezas cha de los Subsecretarios (1941), un dide gran belleza y hondo significado. vertimento irónico dedicado a AntoAl igual que le ocurre a su música nio Tovar y Jesús Rubio, que tenían vocal, esto es, las canciones acompañaestos cargos ministeriales. Dentro del das al piano, o a las numerosas partituambiente más españolista, no hay que ras para guitarra sola, la música para olvidar las Cuatro danzas de España piano de Rodrigo es un marco perfecto (1936), A lombre de Torre Bermeja para su personal forma de componer, (1945) y Vendedor de chanquetes, de las que huye de las grandes sonoridades y Estampas de Andalucía (1950). contrastes. Su lenguaje puede calificarNo son pocos los que creen que la se de cercano a la miniatura, pues remejor música de Joaquín Rodrigo se crea los giros melódicos más españoles encuentra en estas obras para piano. con detalles preciosistas y coloristas. Ma José Fontán.