Nueva Revista 052 > El infortunio de la derecha francesa

El infortunio de la derecha francesa

Valentín Puig

De cómo la decisión de Jacques Chirac de convocar elecciones anticipadas en la vecina Francia pasará a la historia como un gran desatino de la derecha gala.

File: El infortunio de la derecha francesa.pdf

Referencia

Valentín Puig, “El infortunio de la derecha francesa,” accessed May 28, 2020, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/1063.

Dublin Core

Title

El infortunio de la derecha francesa

Subject

Panorama

Description

De cómo la decisión de Jacques Chirac de convocar elecciones anticipadas en la vecina Francia pasará a la historia como un gran desatino de la derecha gala.

Creator

Valentín Puig

Source

Nueva Revista 052 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

El infortunio de la derecha francesa La decisión de Jacques Chirac de convocar elecciones anticipadas en la vecina Francia pasará a la historia como un gran desatino de la derecha gala. No es fácil predecir qué es lo que va a suceder a partir de ahora en el centroderecha francés, como tampoco descifrar los deseos de un país que parece no conocer el precio de algunas de las reformas que solicita. y un viejo Jean Gabin cascarrabias orresponde al ámbito de los que hubiese estado lanzando adoquisaberes esotéricos predecir lo nes contra su propia casa cuando maCque va a ocurrir en el centroyo de 1968. Estamos a la vez ante derecha francés, pero es casi seguro una de las páginas tenebrosas del que el Presidente Jacques Chirac pacardenal de Retz sobre las intrigas sará a la historia como ejemplo de tipolíticas de la Fronda: si no pecase ming electoral ligeramente desafortude la misma vanidad de Retz, es nado. Por el momento abundarán en campo privilegiado para Balladur, el territorio socialista europeo los pero Séguin visita los mercados de la abrazos entre Blair y Jospin, con Francia profunda tan bien o mejor Helmut Kohl hombre de otro unique Chirac y Madelin conoce al detaverso dietético vigilando con sonrille los otros mercados, el gran Otro sa forzada. Luego vendrá de nuevo el que la izquierda irredenta identifica egoísmo propio de las naciones y hacon algo que llama pensamiento brá que ver lo que pasa, mientras el único. El hecho de que el libro El centroderecha francés entra en un horror económico de Viviane Foresproceso natural de cainismo y caimatier haya sido un bestseller en toda nismo, prácticas usuales del lugar, Francia da una buena idea del talante con Le Pen del bracete de Juana de refractario de no pocos sectores de la Arco. sociedad ante el mercado y los moTerrible legado del gaullismo y dos de capitalismo: ante el éxito de del Estadonación incapaz de humiuna formulación antiliberal que dejallarse ante la oferta y la demanda; inría boquiabiertos a Clinton y Blair, es concebible veleidad de un electorado imposible la extrañeza ante los dileque parece refunfuñar como una exmas del centroderecha francés, incatraña combinación de Louis de Funes paz de políticas desreguladoras del gran amargura de la cohabitación. La mercado de trabajo, de aplacar el voreordenación del RPR puede dejar no to agrícola o de redimensionar el pocos cadáveres en la cuneta. BallamegaEstado. dur parece suponer menos sangrienta En el fondo, la pregunta capital la constitución de un partido de nuees mucho más sencilla que todo eso: vo cuño, con aproximación a la UDF ¿Qué quieren los franceses?. Cocentrista de François Leotard. Mademo si nadie les hubiese explicado lin también piensa en fundar su pronunca que existe una determinada repio partido. Perdida la mayoría suslación entre el gasto público desorbitancial, no serán pocos los problemas tado y el déficit estatal, los franceses de financiación para recomponer la exigen cambios, pero sin estar disoposición de centroderecha o, sencipuestos a pagar las reformas. En llamente, para sobrevivir. Otra hipócierto modo, es la lógica resistencia tesis consiste según FranzOlivier de quien desea continuar viviendo Gisbert, director de Le Fígaro en por encima de sus ingresos, sin atreque Chirac pase un mal primer año verse a pensar que en un país rico code cohabitación, lentamente recupere mo Francia las cosas pudieran tener popularidad y esté en buen momento otro arreglo. Es una responsabilidad dentro de dos años para disolver otra de la izquierda cultural francesa cavez la Asamblea Nacional y ganar si siempre hegemónica que tesis de las elecciones legislativas. En buena tanto irrealismo político y económico parte ni tan siquiera todos los equilicomo El horror económico tengan brios presupuestarios y europeístas una acogida espectacular. Es culpa del gobierno Jospin pueden camuflar de la derecha no haber podido ni saal socialismo más arcaico de Europa bido marcar una trayectoria inteligioccidental con sus anclajes verde y ble más allá de los matices que sepacomunista. ran a gaullistas, liberales, conservaPascual Bruckner ha hablado de dores y euroescépticos. una derecha que solo practica el monólogo, autoritaria y bonapartista La guerra para introducir el cabapor tradición, imposibilitada por sus llo de Troya en la ciudadela neogaupropias inercias a la hora de la gran llista ya ha comenzado: puede ser cita con el liberalismo anglosajón. posible una alianza transitoria de seDifícil resultaba aclarar si Chirac guidores de Séguin y de Balladur, era un paternalista de apaño, un con Alain Juppé esperando en los nuevo conservador o un hombre del boxers y barones del gaullismo copasado, un papá que pretende rejumo Pasqua moviendo pieza. En el venecer la estirpe familiar casando Elíseo, el Presidente Chirac cata la al primogénito gaullista con una sogaullismo. Nadie se prive de perebrina de Keynes. Con todas sus dugrinar como quiera a Colombeydas hamletianas, quizá Balladur LesDeuxEglises, pero con alguna pueda organizar otra estrategia libeestrategia sólida contra el paro y la ralconservadora que suplante de voluntad explícita de aligerar el lasuna vez por todas los vetustos atractre insostenible del Estado. Valentí tivos de aquella arca perdida del Puig. El tomate y la soberanía nacional La solidaridad nacional bien puede descansar a veces sobre elementos humildes. Los recientes enfrentamientos entre agricultores franceses y españoles han demostrado que el tomate es capaz de unir a todos los españoles en defensa de una causa común. En esta ocasión, esa causa ha sido la del tomate, un producto modesto pero de grandísima calidad que ha venido a mostrar las excelencias del campo español. frente a palmarias injusticias. La claifícilmente hubiera podido ve está en el tomate. llegar a concebir Bodino Dque el principal basamento Cuando las plataformas digitales de sus teorías sobre el poder supremo y las guerras de telecomunicaciones y omnímodo que encarnaba la sobehan mostrado la auténtica faz de ranía nacional fuera a descansar socuestiones imcomprensibles y ajenas bre un humilde tomate. a toda intelección humana (al marEn momentos de crisis de identigen de las pugnas de poder que se esdad sobre quiénes somos, de qué forconden tras todo ello), la agricultura mamos parte, qué queremos y hacia vuelve a manifestarse en toda su dónde se nos lleva, el ufano tomate magna y asombrosa sencillez como se erige en la explicación de que sialgo tangible y evidente a los ojos de gue existiendo un vínculo subyacentodos. Producimos más tomates, mete que muchos habían olvidado. Hay jores y más baratos, ¿no es eso comalgo que permanece por debajo de la petitividad? ¿Por qué molesta a otros hojarasca y hay algo que nos agrupa que seamos capaces de ejemplificar