Nueva Revista 051 > Zambrano, en el origen

Zambrano, en el origen

Santiago Martín Bermúdez

Nos habla del libro "Pensamiento y poesía en la vida española" de la autora María Zambrano, que abunda en reflexiones sobre el destino, el pasado y el ser de España.

File: Zambrano, en el origen.pdf

Referencia

Santiago Martín Bermúdez, “Zambrano, en el origen,” accessed March 7, 2021, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/1056.

Dublin Core

Title

Zambrano, en el origen

Subject

Libros

Description

Nos habla del libro "Pensamiento y poesía en la vida española" de la autora María Zambrano, que abunda en reflexiones sobre el destino, el pasado y el ser de España.

Creator

Santiago Martín Bermúdez

Source

Nueva Revista 051 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

ciende la práctica casuística, se connueva obra sobre los retos que el tervierte así en una de las muchas a las cer milenio presenta a toda doctrina que el Catecismo invita, para que cada social, y a la de la Iglesia en particucual actúe luego según su ciencia, exlar. Federico Basáñez. periencia y deseo de compromiso. Hay una nota distintiva de estos Zambrano, estudios, y es que responden a la en el origen constante llamada de Juan Pablo II a una nueva evangelización de EuroMaría Zambrano pa a través de la renovación de su Pensamiento y poesía en la vida cultura. La preocupación por esta raespañola dical reorientación que la asimilación Endymion, Madrid, 1996 del mensaje cristiano exige a la cultu112 págs. ra occidental para que manifieste la raíz originariamente cristiana de muchos de sus valores (premodernos, pero también modernos y postmouede ser tentador acceder a esdernos), no solo late en el fondo de te temprano libro de María los estudios, sino que es en algunos PZambrano solo con la carga de explícita (como en Catecismo católinuestro conocimiento posterior, y co y estrategias culturales, de Jacinto adjudicarle asomos, intuiciones o Choza). De esta forma, los autores presencias que reconocemos tan solo animan —cada cual desde su discipliporque son patentes más tarde. Que na científica a una labor personal e conste que no sería del todo injusto, institucional, concreta y operativa. ni constituiría un excesivo abuso. PeEl resultado es, en definitiva, una ro hay que renunciar al juego fácil obra interdisciplinar de consulta imante un pensamiento que es demasiaprescindible a la hora de profundizar do complejo para someterse a las en los últimos desarrollos e interpreprofecías del pasado. Será mejor taciones de la doctrina catequética y, ver lo que hay, no prever cómodaen particular, en el momento de mente lo que será. abordar la reorientación de la acción Pensamiento y poesía en la vida eshumana desde la persona y desde la pañola se compone de tres conferenirrenunciable dignidad que brota de cias mexicanas de 1939, recién consu libertad. Como dice el coordinacluida la Guerra Civil y en plena dor del volumen, AEDOS se apresta diáspora de la inteligencia española. ahora a celebrar el definitivo aconteCuando la autora tiene treinta y cincimiento de la Encarnación con una co años de edad. María Zambrano ya es ella misma, sí, pero quedan lejos método continuo puede adecuarse al aún sus obras señeras. No es que esmismo vivir de la conciencia, que es tén en ciernes aquí, sino que de aquí discontinua. Hay que recomendar se parte hacia ellas, y como el futuro obras culminantes como El hombre y nunca está escrito, tuvo ella que eslo divino (1955), Claros del bosque cribirlo arrancando a la realidad las (1977) y Notas de un método (1989), habitabilidades ocultas en las entradisponibles, respectivamente, en Siñas del logos, descendiendo a los inferuela, Seix & Barral y Mondadori; de ras y trayéndonos la vida palpitante y gran importancia es también la amel testimonio de lo sagrado. Estamos plia antología de la obra de María ante un canto temprano, mas no toZambrano preparada por Jesús Modavía frente al corpus poético y polireno Sanz con el título La razón en la fónico que conocemos como la músisombra (Siruela, 1993). Estos títulos ca zambraniana. Invitamos a algunas darán cumplida cuenta al lector de de sus sugerencias, intuiciones, exlas respuestas de Zambrano a aquella ploraciones. inquietud. Y acaso logren inquietarle más todavía. Se hace el pensamiento de Zambrano con incitaciones (más que con Si a esto llegará María Zambrano, materiales) de esa tradición ajena al es lógico que en su visión de la filosooptimismo racionalista cuyos nomfía española no se lamente ni espante bres son, entre otros, Pitágoras, el por la ausencia de universos sistemáPlatón de los mitos, las religiones ticos. Al contrario, señala las limitamistéricas, los gnósticos, San Buenaciones de los sistemas: Soberbia de ventura, el hermesismo y la alquimia, la razón es soberbia de la filosofía, es la mística (no solo la española), y soberbia del hombre que parte en pensadores cercanos como Scheller o busca del conocimiento y que cree teBergson. Pero se nutre, sobre todo, nerlo, porque la filosofía busca el tode una necesidad, la creada por la pedo y el idealista hegeliano cree que lo nuria del racionalismo a la hora de tiene ya desde el comienzo. No cree explicar determinadas esencialidades. estar en un todo, sino poseerlo totaliZambrano escribe Jesús Moreno tariamente. La vida se rebela y se reSanz parte de una doble crítica al vela por diversos caminos (pág. 20). método racionalista: de una parte, tal Y si para la poesía nada es problemétodo, cuya esencia es sistematizar, mático, sino misterioso, si la realisolo lo puede ser de la mente, de la dad para el poeta es inagotable, es conciencia. De otra, y paradójicalógico que los derroteros de la apremente, si la propia conciencia es hensión de la realidad vayan por discontinua, no es fácil ver cómo un otros caminos: por la historia, pues del pasado no nos hemos liberado, y nen lugar otros recorridos. Cuando por la poética, ya que ésta constituye el español no ha vivido dentro de una un amor, un querer, que lleva a la religión ha venido a ser fatalmente comprensión como apoderamiento: estoico (pág. 55), podríamos citar ... la historia llama a la poesía. Y así, como punto de partida en un itineraeste nuevo saber será poético, filosófirio que se detiene en la acepción esco e histórico. Ése será el campo de pañola de filosofía como resistenotro pensamiento distinto al sistemácia, o como aguante, y que busca tico, y acaso el ámbito propio de un en Grecia, claro está, el origen del pensar como el español: Nos hemos sentido laico que encierra la actitud reprochado muchas veces nuestro poestoica. De manera que, más adelanbretería filosófica, y así es, si por filote, pueda escribir Zambrano: El essofía se entiende los grandes sistemas. toicismo es el traje mínimo del homMas de nuestra pobretería saldrá bre culto de todo tiempo, la túnica nuestra riqueza (pág. 23). Tal es el escueta, el alimento sobrio a que se asunto de la primera conferencia, queda reducido cuando los lujos se Razón, poesía, historia, que se dehan disipado. Es la doctrina de la pusarrolla con el examen de lo que ra necesidad (pág. 69). Y entonces Zambrano considera esencialidades examina estoicos españoles de la traespañolas: un determinado realismo dición culta como Manrique y la cuya base es la soledad y que cruza Epístola moral a Fabio. tanto la mística como la lírica; un La tercera conferencia, El quematerialismo, especialización de aquel rer, parte ya del conocimiento poétirealismo, que es alejamiento de ideaco como algo esencialmente español. lismo y racionalismo, con brotes senLa voluntad, el querer español, vive sualistas como seña de espiritualidad, al margen de la sistemática racionalispresencia de la naturaleza escueta sin ta, y hay dos maneras de ese querer: mezcla de panteísmo alguno (pág. la voluntad estoica, resistente, no ab41); lo imposible como meta en la trasoluta, desanoramada, desligada dición española (mística, donjuanía, (amística, pues); la voluntad cristiana picaresca, no importa); la literatura pura, con negaciones absolutistas conacional como fuente de conocimo el quietismo y el voluntarismo igmiento imprescindible, precisamente naciano. Una reflexión por las propor la ausencia de sensibilidades que fundidades de la España imperial o cristalizaran en sistemas... del Siglo de Oro lleva a la constataUna aplicación práctica se da en ción del callejón sin salida del querer la segunda conferencia, La cuestión hispano: España, en aquellos días, se del estoicismo español, donde tiecerraba también, prisionera, en una empresa imposible, absoluta: el sueño ca de un método y un objetivo más o ensueño de la Contrarreforma. Por allá del racionalismo. El tema: Espaeste ensueño quedó su vida detenida, ña. En este fin de siglo, a siete años al margen del tiempo, prisionera del centenario de doña María, es un (pág. 97). No olvidemos que son los tema que ya no nos pone tan nerviotiempos del desengaño quijotesco. sos como hace tiempo. Y es el caso Surgirán con el tiempo reacciones que esos nervios a ella parecían no monstruosas, como el tradicionalisafectarle. Santiago Martín Bermúmo, que desconoce la tradición, pues dez. es hijo de la desmemoria. Por ello será preciso el conocimiento de la historia inmediata, como examen de Acontecimiento los propios errores y espejismos. Mientras, queda el verdadero ser de para la economía esa España desmemoriada y pasional Murray N. Rothbard en testimonios como el corpus galdosiano, y en especial algunos de sus Economic Thought Before Adam personajes, como Fortunata o MiseriSmith (Vol. I, 556 págs.), y cordia; en la prosa poética de Azorín; Classical Economics. An en la poesía que renace precisamente Austrian Perspective on the con este siglo... History of Economic Thought En el libro abundan reflexiones Edward Elgar sobre el destino, el pasado y el ser de Aldershot, Inglaterra, 1995 España, en esa tradición que tiene ci(Vol. II, 528 págs.) mas como Ganivet o como Ortega. Las hemos obviado en pro de un hilo que tenga más que ver con el método. Pero leyendo esas reflexiones de a publicación con carácter 1939, ¡nada menos que 1939!, puede postumo de la Historia del advertirse que es muy cierto aquello Pensamiento Económico de Lque escribió Antonio Colinas: La Murray N. Rothbard se ha convertiobra de María Zambrano nunca dice do en uno de los acontecimientos lo que el lector quiere que diga; nunmás importantes que han acaecido en ca es sectaria; nunca está contra alnuestra disciplina durante los últimos go. Al mismo tiempo, puede señaaños. A lo largo de más de mil págilarse que este libro de Zambrano es nas, Rothbard nos expone su visión temprana entrega de ese camino suyo de la evolución del pensamiento ecode irrenunciable racionalidad en busnómico, desde sus orígenes griegos