Nueva Revista 117 > Un camino de ida y vuelta

Un camino de ida y vuelta

Eduardo Fernández

Reseña del libro De Grecia a Roma y de Roma a Grecia de varios autores de la Universidad de Navarra (2007). Se trata de un trabajo dedicado al estudio de la huella literaria latina en Grecia, dentro del proyecto de investigación, Graecia capta.

File: un camino de ida y vuelta.pdf

Referencia

Eduardo Fernández, “Un camino de ida y vuelta,” accessed February 24, 2020, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/3061.

Dublin Core

Title

Un camino de ida y vuelta

Subject

Cultura clásica

Description

Reseña del libro De Grecia a Roma y de Roma a Grecia de varios autores de la Universidad de Navarra (2007). Se trata de un trabajo dedicado al estudio de la huella literaria latina en Grecia, dentro del proyecto de investigación, Graecia capta.

Creator

Eduardo Fernández

Source

Nueva Revista 117 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

que en su nacimiento un hombre es muy distinto del adulto aunque sea el mismo sujeto. Entre Jesús y los concilios de Nicea y Constantinopla transcurren cuatro siglos, en los que el cristianismo se desarrolla progresivamente en un entorno muy helenizado. Toda la predicación de Jesús se realiza en arameo, en el marco de una cultura eminentemente judía. Pero la expansión y desarrollo de su mensaje que sus discípulos inician después se produce ya en un contexto cada vez más griego, de lengua y de mentalidad. Con toda probabilidad los cuatro evangelios se escribieron directamente en griego, es decir, no son traducción de un texto arameo perdido que se pueda reconstruir. También San Pablo, que establece las grandes líneas de la teología cristiana, es griego de lengua y de formación. El influjo paulino marcará la dirección helenizante, y por tanto universalista, que había de tomar el cristianismo irreversiblemente, frente a tendencias más apegadas a la Un camino de ida y vuelta EDUARDO FERNÁNDEZ Las famosas palabras de Horacio en Epistulae 2, 1, 156: Graecia capta ferum uictorem cepit dan nombre al proyecto de investigación (Graecia capta) que enmarca este trabajo dedicado al estudio de la huella literaria latina en Grecia. Los editores de este volumen colectivo, recogen una serie de trabajos de profesores e investigadores nacionales e internacionales con los que han querido fijar su atención en las mutuas relaciones culturales entre Grecia y Roma: no sólo en la influencia de la cultura griega en Roma, sino también —y esto es lo realmente novedoso—, el influjo de las letras latinas en Grecia. Resulta así un interesante escenario de multiculturalidad no exclusivamente unidireccional que pretende servir de modelo histórico, pero real, para un tema crucial de nuestro tiempo. raíz judía. Pero el esfuerzo de adaptación al mundo griego se construye, precisamente, sobre los precedentes judíos. Desde el siglo III a.C. los intelectuales judíos, especialmente en centros como Alejandría, trataban de integrar la tradición hebrea en el mundo cultural griego. El cristianismo no sólo seguirá los pasos del judaísmo helenístico, sino que llegará mucho más lejos en su aculturación a la tradición griega. Ésta se produce en tres planos: el dogma, la ética y la práctica religiosa, que ocuparán los siguientes tres puntos. DOGMÁTICA Y PLATONISMO Platón es grande por muchos motivos, pero uno de ellos es su influjo inmenso en todo el pensamiento antiguo. Platón define la terminología y las grandes cuestiones filosóficas para varios siglos. No sólo entre sus seguidores, ni siquiera sólo entre los filósofos, sino que toda la vida El primer axioma (la influencia de Grecia en Roma) resulta universalmente admitido ya por los propios romanos, que sorprendidos por la belleza y sofisticación de las obras de arte, literarias o filosóficas, asimilaron la imitación de los modelos griegos frente a los más toscos tradicionales y más propios de la Urbe. Este proceso, ya de por sí interesante, se produjo de modo paulatino con sus más y sus menos. Desde el antihelenismo que motivó la expulsión de los filósofos griegos de Roma (Suetonio, De grammaticis et rhetoribus, 25), DE GRECIA A ROMA en el 161 a.C., la cultura griega se abre camino a través Y DE ROMA A GRECIA de la aristocracia romana primero hasta su completa A. SÁNCHEZ OSTIZ, J. B. TORRES, aceptación. Por su parte, Roma, con su dominio políR. MARTÍNEZ tico y económico, especialmente interesante por su esEunsa, Pamplona 2007, tabilidad y espectacular duración temporal, también 431 págs. intelectual y espiritual de la Antigüedad queda marcada por su impronta, aun en versiones muy vulgarizadas. La distinción de cuerpo y alma, por ejemplo, es omnipresente en el mundo helenizado a partir del siglo III a.C. y lo que antes de Platón era una antropología de movimientos elitistas y marginales (orfismo, pitagorismo) se universaliza y se extiende a todos los niveles. También el cristianismo se desarrolla en este ambiente de platonismo vulgarizado y se impregna de él, como le sucediera dos siglos antes al judaísmo helenístico. Por seguir con el mismo ejemplo, la antropología judía era tradicionalmente unitaria, y no dividía al hombre en cuerpo y alma. Es debatible el grado de helenización del ambiente en que se produce la predicación de Jesús. Se discute, por ejemplo, si en la frase evangélica «¿de qué le sirve al hombre ganar el mundo si pierde su psyche?» (Mt. 16,26) la última palabra se debe traducir por «alma» o por «vida». Pero sea cual fuere el sentipropició un modelo cultural, lingüístico y literario que suele valorarse únicamente como transmisor de los valores griegos. El trabajo colectivo que ahora presentamos, dirigido por profesores del departamento de filología clásica de la Universidad de Navarra, se centra en cinco bloques temáticos: la lengua latina y la griega y sus mutuas conexiones; las reacciones tanto griegas como romanas en su relación con la otra cultura; los autores romanos que escriben en griego, o los griegos que escriben en latín; las traducciones al griego de autores latinos; o la herencia cultural romana en la Edad Media griega. Un total de veintiséis trabajos, precedidos de un breve resumen en castellano e ingles y un útil índice de nombres, presentan en una cuidada edición el marco de este ambicioso proyecto por el que desfilan los préstamos lingüísticos, traducciones, poetas, historiadores y rétores, griegos, romanos y bizantinos. Todo este entramado logra dar una visión de las complejas interrelaciones entre las dos culturas entre el siglo II a. C., y el siglo XV de nuestra era. El estudio conjunto de las culturas griega y latina y sus mutuas relaciones supone sin duda un enriquecimiento del verdadero humanismo grecolatino de raigambre más clásica. •«• E . F.