Nueva Revista 004 > La crisis ecológica Latinoamericana

La crisis ecológica Latinoamericana

Fernando Tudela

Sobre el futuro biológico de nuestro planeta que podría verse afectado por las drásticas transformaciones del medio ambiente latinoamericano.

File: La crisis ecológica Latinoamericana.pdf

Referencia

Fernando Tudela, “La crisis ecológica Latinoamericana,” accessed June 20, 2018, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/2480.

Dublin Core

Title

La crisis ecológica Latinoamericana

Subject

Naturaleza y Medio ambiente

Description

Sobre el futuro biológico de nuestro planeta que podría verse afectado por las drásticas transformaciones del medio ambiente latinoamericano.

Creator

Fernando Tudela

Source

Nueva Revista 004 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

El futuro biológico de nuestro planeta podría verse afectado por las drásticas transformaciones que está sufriendo el medio ambiente latinoamericano, cuya biodiversidad global parece todavía superar con amplitud la de cualquiera de las demás regiones del mundo. América Latina padece por otra parte una crisis estructural, persistente y profunda, sin precedentes en el último medio siglo. En un mundo de creciente interdependencia, los efectos conjuntos potenciales de esta crisis socioeconómica y de aquel deterioro ambiental, con frecuencia irreversible, suscitan dramáticos interrogantes y reclaman acciones inmediatas. Por Fernando Tudela. LA CRISIS ECOLOGICA LATINOAMERICANA La (ata de( bosque en favor de (a madora. La conciencia de esta Una biodiversidad excepcional. agricultura. tr responsabilidad se despierta en B™^ n un sólo árbol, un Algunas estimaciones fijan el momento en que la región se conocido biólogo en 120 mil el número de espeencuentra en las peores condi1 encontró en el Pecies de plantas con flores en ciones socioeconómicas para rú 43 especies de hormigas, diAmérica Latina y el Caribe; esversidad equivalente a la que se ta biodiversidad fiorística sería enfrentarla. ha podido inventariar en toda casi cuatro veces mayor que la En las últimas décadas, la dila Gran Bretaña, En El Salvadetectada en el Africa tropical. versidad de los recursos biolódor. el menor y más deterioraLa extensión boscosa corresgicos americanos ha sufrido do de los países de la América pondiente a las zonas tropicauna merma que, si se examina continental, con una extensión les de América Latina, includesde una perspectiva tempoterritorial inferior a la de la Coyendo la todavía inmensa selral adecuada, equivale a un femunidad Valenciana, existen va amazónica, representa casi nómeno de extinción masiva más especies de mamíferos y la mitad de todos los bosques de especies. En los últimos 30 de aves que en toda Europa, El tropicales del mundo. Humeaños, los bosques y las selvas número de especies de aves redad y biodiversidad van a la de la región han perdido una gistradas en Colombia o en el par. y América Latina es la reextensión por lo menos equivaPerú es casi cuatro veces magión con mayor promedio de lente a la totalidad del territoyor que el correspondiente a humedad del mundo. rio mexicano, cuya superficie Italia, país que disfruta la más cuadruplica la de nuestro país. La responsabilidad de los variada de las avifaunas euroEn la región, los procesos depaíses latinoamericanos como ay que replantear con H, peas. La diversidad de reptiles forestadores se han desarrollacustodios soberanos de la porurgencia la relación entre y anfibios americanos es por lo do durante la década pasada ? ción tal vez más significativa de menos cinco veces superior a la tasas que se acercan a los 50 naturaleza y desarrollo la biodiversidad del planeta es, de sus homólogos europeos. mil km por año. que reprepues, sin lugar a dudas, abrusentan casi el 60 por 100 de la preocupación mundial. Pero esta fijación amazónica por parte de la opinión pública occidental ha hecho olvidar otras situaciones, como la destrucción de lo poco que queda de la selva húmeda centroamericana, la progresiva desaparición de los bosques tropicales subhúa atención internaciomedos o la degradación de nal se ha fijado sobre toáreas con notables endemismos, procesos que compromedo en la Amazonia, olviten al futuro biótico americano dando otras situaciones tanto o más que la deforestatanto o más importantes ción amazónica. La drástica reducción de la deforestación mundial. No pabiodiversidad constituye tan sólo rece que se pudieran rectificar la manifestación de un deterioro en un corto plazo estas tendenambiental grave y generalizado, cias, cuya persistencia conllevaque con creciente intensidad rá la desaparición en la década compromete la calidad de vida que ahora se inicia, de alredede los propios latinoamericanos dor del 15 por 100 del acervo y cancela algunas de las opcioflorístico que había logrado sones para su desarrollo. brevivir hasta ahora en esta región del mundo Algunos mitos persistentes. Por razones tal vez más culturales que científicas, la atenLa percepción de los procesos ción internacional se ha fijado ecológicos latinoamericanos essobre todo en la Amazonia, y tá plagada de mitos que todaen particular en su sector bravía hoy dificultan su comprensileño, cuyas selvas han perdisión cabal. La opinión pública do ya un 10 por 100 de su exparece haberse desembarazado tensión inicial, según estimaci©ya del antiguo mito de la sunes recientes. La magnitud del puesta fertilidad extraordinaria territorio amazónico —la Eurode las tierras del trópico húmepa de los Doce cabria compledo, pero se sigue haciendo reta en lo que Brasil definió coferencia a la función de la Amamo «Amazonia Legal»— y la zonia como «pulmón del munintensidad de sus procesos de do», como si un ecosistema en transformación ecológica y proequilibrio, degradado o no, puductiva justifican desde luego la diera proporcionar más oxígeNaturaleza y Medio Ambiente no de! que consume. La cuendríamos denominar sel mito del los rasgos de una verdadera crisis de civilización. Esta situaca amazónica desempeña un Arca de Noé», consiste en conción crítica, que todavía no topapel muy importante como alfiar en la posible eficacia de los ca fondo, puso en evidencia la macén mundial de carbono. sistemas de áreas naturales proinsustentabilidad del modelo de No es despreciable su función tegidas (parques nacionales, desarrollo que logró una imenergética en lo que respecta a reservas de la biosfera, etc.) paplantación casi generalizada en la circulación general de la atra preservar en su conjunto la la región al concluir la Segunmósfera. pero no provee de biodiversidad regional. No exisda Guerra Mundial. oxígeno al planeta, al menos te una información actualizada desde que se estabilizó el creal respecto, pero hacia 1988 las Las tres décadas que antececimiento de sus formaciones áreas naturales con algún tipo dieron al desencadenamiento vegetales. La quema masiva de de protección oficia! sumaban de la crisis actual fueron de una su biomasa inyectaría en la aten todo el subcontinente sudabonanza no por desigual y semósfera grandes cantidades de mericano, —excluyendo pues, lectiva menos real. La crisis de dióxido de carbono, que agraCentroamérica, México y e! los años ochenta ha dado un varían todavía más e! ya preoCaribe— unos 643 mil kilómenuevo impulso a la miseria lacupante »efecto de invernadetros cuadrados, es decir cerca tinoamericana, tanto urbana ro». de un 3,7 por ciento de la sucomo rural, y ha profundizado perficie subregiona! consideralas antiguas desigualdades soOtro mito persistente tiende da. Un conocimiento somero ciales. En los últimos años a atribuir la progresiva destrucde los principios derivados de ochenta, se calculaba que algo ción de la selva a su aprovechala biogeografía de islas permite más de 160 millones de latimiento maderero. En América que, aun en el supuesto de que noamericanos, es decir, un 40 Latina, menos de un 0,5 por se duplicara la extensión terripor ciento de la población reciento de su extensión boscosa torial protegida y de que los gional, se encontraba por debao selvática padece algún tipo de mecanismos legales de protecjo del umbral de la pobreza: de manejo forestal, sostenible o ción adquirieran una milagroellos. 60 millones de personas depredador. En ¡a región, los sa eficacia, el futuro biológico podían considerarse indigentes, bosques y las selvas se eimide América Latina dependerá es decir, incapacitados para cunart, lisa y llanamente, por conmucho más de lo que suceda brir con efectividad sus necesisiderarse un estorbo para una fuera de las áreas protegidas dades alimentarias. utilización alternativa del suelo que del manejo conservacionissubyacente. Además de perLa relación que se establece ta de estas últimas. El mito del derse el recurso, que se transcon tanta frecuencia entre el Arca de Noé resulta pernicioso forma en cenizas, se pierden así aumento de la pobreza y el deen la medida en que parece sulas múltiples funciones ecológiterioro ambiental o el desgaste ministrar una coartada para cas gratuitas que desempeñade la base de recursos suscita barbaridades fuera de las reserban las zonas boscosas. un posible malentendido. Desvas establecidas, con el ilusorio de nuestro punto de vista, miAlgunos mitos persistentes pretexto de que «todas» las pieseria y deterioro ambiental contienen una pequeña parte zas bióticas sobrevivirían en el constituyen efectos paralelos e de verdad. Este sería el caso de museo de las áreas protegidas. interactuantes, derivados de un la supuesta función depredado mismo proceso de desarrollo ra del sector más pobre del deformante que ha mediado campesinado latinoamericano, El naufragio de un modelo entre el medio social y el biofíobligado a agolar los recursos de desarrollo. sico. en perjuicio de ambos. disponibles para no morirse de Algunas visiones alarmistas carEn América Latina y el Carihambre. Convendrá aclarar garon el acento sobre los efectos be. como en cualquiera de las que, si bien esta situación se ha destructivos de la crisis sobre el regiones del mundo «en desamanifestado en ocasiones, soespectro de los recursos naturarrollo», las consideraciones mebre todo a raíz de la crisis de los les de la región, en función de dio ambientales sólo tienen caúltimos años, los campesinos las nuevas presiones exportadobida en el marco del análisis de tradicionalmente suelen ser en a singular Mariposa ras, A pesar de cuatro décadas las perspectivas del desarrollo América Latina muy respetuoMonarca es capaz de de sustitución de importaciones mismo. La indisolubilidad del sos de las condiciones ecológi emigrar desde el Sur de y modernización industrial, las binomio ambientedesarrollo cas que confieren sustentabiliCanadá hasta el estado materias primas siguen desemse refuerza en los tiempos difídad permanente a sus prácticas mexicano de Michoacán, peñando un papel prepondeciles que se viven en la actualiagroproductivas. Las arraigarecorriendo 5.000 Km. a rante en las exportaciones latidad, En efecto, a principios de das culturas campesinas resuluna velocidad entre 16 y noamericanas, Sin embargo, la la década de los años ochenta tan ser casi siempre mucho más 18 Kmhora con seis horas condición de frecuente saturase desencadenó en América Laecologistas que cualquiera de diarias de vuelo ción de los mercados mundiales tina una crisis que comenzó malas empresas modernizadoras se ha encargado de evitar, por nifestándose en el ámbito finandel agro. la vía del desplome de precios, ciero, pero acabó presentando Un mito peligroso, que pota de responsabilidad en la destrucción de las selvas tropicales. Se estima que cerca de un 60 por ciento de la superficie regional esta hoy sometida a algún tipo de utilización ganadera, generando conflictos por un uso del suelo del cual tienden a beneficiarse tan sólo los sectores urbanos más favorecidos. Las áreas urbanas latinoamericanas. que protagonizaron en los años sesenta y setenta el crecimiento más dinámico que se haya registrado en el mundo. necesitan un replanteamiento urgente en función de un deterioro socioambiental sin precedentes, que afectará en el año 2000 al 75 por ciento de la población regional. El número de especies de aves en Hace falta una los países americanos es muy sucooperación internacional perior al de los europeos. La región no contará con solución mágica alguna que provenga del exterior Enhe otros factores, las marcadas diferencias entre el conjunto de los sistemas naturales latinoamericanos y los de las regiones de mayor industrialización proscriben de antemano cualquier ingenua transferencia de soluciones, ya sean tecnológicas a crisis del modelo de o de otra índole. La superación desarrollo podría haber de la ya crisis dependerá pues, dado un respiro a los resobre todo, de la inventiva y de cursos naturales, a costa los esfuerzos que desarrollen los propios latinoamericanos, de agobiar a los recursos pero la ingente tarea de diseñar humanos un nuevo desarrollo que sea sustentable tanto desde el punto de vista social como ambiende desarrollo, para conferir a la tentación de salir de la crisis desencadenado también procetal, constituye un desafio que estos últimos una sustentabilia costa del saqueo de los recursos que hipotecan el futuro de reclama la máxima confluencia dad ambiental de la cual caresos propios; el caso del petróleo la región, entre los que cabría de esfuerzos de cooperación incían. Por primera vez desde la resulta paradigmático al respecdestacar el posible desmantelaternacional. • crisis de los años treinta, apato. Incluso se podría pensar miento de los incipientes sisterece en América Latina la neque la crisis del modelo de demas de educación superior e cesidad —y la oportunidadsarrollo podría haber dado un investigación científica, así code replantear su futuro, diserespiro a los recursos naturales, mo el decaimiento generalizañando un modelo de desarroa costa de agobiar a los recurdo de la infraestructura consllo más racional y menos desos humanos, en la medida en truida. predador que el actual. que obligó a archivar muchos megaproyectos destructivos y a En el ámbito del ordenaLa nueva oportunidad congelar o limitar las inversiomiento ecológico del espacio de diseñar el futuro. nes depredadoras previstas. rural, algunos rubros merecen Fernando Tudela es arquitecto sevillano. Investigador de El Colegio de Méuna atención especial. Este seLa crisis obliga a replantear La realidad de la crisis es basxico. Consultor del Programa de las ria el caso del alarmante procecon urgencia los términos de la tante más compleja, y el enfriaNaciones Unidas para el Medio Am so de ganaderización regional, relación entre la base de los remiento forzoso de una orientabiente y de la Agencia Española de que asume aquí la mayor cuocursos naturales y los procesos Cooperación Internacional. ción económica insostenible ha