Nueva Revista 004 > La televisión de Alta Definición

La televisión de Alta Definición

Alberto M. Arruti

Análisis de la televisión del futuro, de alta definición. Las ventajas e inconvenientes de su aplicación. En Europa se plantea con prudencia, no está exento de riesgo de una dependencia con norteamérica.

File: La televisión de Alta Definición.pdf

Referencia

Alberto M. Arruti, “La televisión de Alta Definición,” accessed September 15, 2019, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/2465.

Dublin Core

Title

La televisión de Alta Definición

Subject

Club de debates

Description

Análisis de la televisión del futuro, de alta definición. Las ventajas e inconvenientes de su aplicación. En Europa se plantea con prudencia, no está exento de riesgo de una dependencia con norteamérica.

Creator

Alberto M. Arruti

Source

Nueva Revista 004 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

LA TELEVISION DE ALTA DEFINICION Por Alberto M. Arruti T) uede afirmarse que hoy la tecnología invade todos los aspectos de la vida. Como ha escrito Miguel Angel Quintanilla, «nunca como hasta ahora había estado la sociedad en su conjunto tan articulada en torno a la actividad tecnológica, y nunca la tecnología había tenido tan fuertes repercusiones sobre la estructura social, y en especial sobre la estructura cultural de una sociedad». Y es lógico que la tecnología haya hecho su presencia en el mundo de la comunicación. Una serie de nuevos productos y de nuevos servicios ha aparecido ya y estamos, más o menos, acostumbrados a ellos, como pueden ser, por ejemplo, el teletexto o el videotexto. A las puertas, se encuentra una nueva tecnología: la televisión de alta definición. Se puede afirmar que a imagen electrónica no tiene una realidad tangible. Es solamente un punto luminoso de intensidad variable, que barre la pantalla a enorme velocidad. En 125 de segundo recorre del extremo superior izquierdo al extremo inferior derecho. Nosotros la percibimos gracias a la persistencia retíniana de nuestro sistema ocular. En la televisión actual, este barrido se hace a baeste modo, una imagen con una calidad se de 625 líneas, de las que unas 585 son LA ALTA DEFINICION cuatro veces superior a la de la televisión activas. En definitiva, son algo menos de Y LA INDUSTRIA ELECTRONICA actual, que puede, además, ser contemmedio millón de puntos, llamados pixels, plada sobre una pantalla de gran superlos que componen una imagen electróniLa televisión necesita, cada vez más, ficie, cuyo formato se aproxima al del ciuna serie de componentes que la aproxica. Si la imagen es en color, cada pixel ne. Todas estas condiciones permiten obman a la informática y, especialmente, corresponde a tres puntos, azules, verdes servar la imagen a una distancia relativamemorias de semiconductores, conocidas y rojos. Esta imagen presenta una serie mente pequeña de la pantalla, del orden mundialmente por ROM, RAM, PROM, de limitaciones, de las que carece la imade tres veces su altura. No todo son venEPROM, etc. Si ahora en un receptor de gen fotoquímica. Pues la televisión de alta tajas. La televisión de alta definición pretelevisión, el volumen de semiconductodefinición pretende obtener una calidad senta también una serie de inconvenienres es del 30 por 100, este número se eleequivalente a la de las películas de cine tes. Se trata de los límites impuestos, bien vará a un 90 por 100 para los receptores de 35 milímetros. Y esto se consigue ampor la transmisión, o por los propios rede alta definición. pliando el número de líneas a más de mil. ceptores, que no han sido concebidos pa. La producción norteamericana de seHan sido los japoneses, los primeros en ra unas señales, que exigen espectros más miconductores ha dominado el mercado conseguirlo. La Japan Broadcasting Coramplios y, lo que es todavía más complimundial, hasta mediados los años 70. No poration (NHK), en colaboración con las cado, por una serie de problemas econóen vano esta industria había nacido en los tres empresas más importantes en este micos e industriales, ligados a la necesiEstados Unidos, como consecuencia del campo del Japón, Panasonic, Sony e Ikedad de modificar los sistemas de transdescubrimiento del transistor en 1947 por gami, ha conseguido un prototipo que misión. William Schockley y se ha desarrollado cuenta con 1.125 lineas. Se consigue, de los programas televisivos eran norteamericanos y en un 56 por 100 habían sido comprado por Europa. El mercado europeo se encuentra en una rápida expansión, debida ai aumento deJ número de horas de emisión y a la multiplicación de las cadenas de televisión. Las compras de programas americanos, por parte de Europa occidental, han pasado de 212 a televisión de alta definición premillones de dólares en 1983 a 675 millotende obtener una calidad equivalente a la nes en 1987, lo que representa un crecide los películas de cine de 35 milímetros. miento anual del 25 por 100. Según lo Y esto se consigue ampliando el número de previsto, este porcentaje se elevará hasta el 40 por 100, para luego descender. líneas a más de mil LA POSTURA EUROPEA Europa quiere ganar tiempo y, además, pretende imponer la compatibilidad, lo que significa la posibilidad de captar con los antiguos receptores los programas emitidos según las nuevas normas. Aparece, así, la compatibilidad como una necesidad comercial indiscutible, si se tiene en cuenta el costo elevado de ios equipos indispensables. No será fácil interesar a un productor en las nuevas tecnologías, si el público, que puede captar el programa, se reduce a un pequeño número de espectadores capaces de poseer un receptor de alta definición. Pero, también al uropa quiere ganar tiempo y, revés, los espectadores no comprarán receptores de alta definición, si no les ofreodemás, pretende imponer la compatibilidad, cen programas atrayentes. En definitiva, lo que significa la posibilidad de captor con Europa se mantiene en una postura de los antiguos receptores los programas emiprudente realismo. Probablemente, esta tidos según las nuevas normas postura sea insostenible con el avance tecnológico que pueda producirse en estos años, pero es la única factible para un continente que, a pesar de nuestos gustos, ha dejado de estar a la cabeza del mundo en algo tan importante como es la ciencia y la tecnología. Menos mal que tancia de una organización coordinada y en el Silicon Valley. Pero, desde 1975, Jano son pocos los europeos, que ven la neeficaz en el desarrollo de un mercado de pón ha irrumpido en este campo, llegancesidad de aunar esfuerzos para salir de do a controlar, prácticamente, la mitad lo audiovisual, coherente, dinámico y esta situación. Es evidente que, si existe del mercado mundial. Más tarde, Corea abierto, que tenga en cuenta la naturalealguna solución, ésta ha de llegar por el del Sur hace su presencia también en el za y el impacto culturales del sector camino de la integración. Sólo ¡a unión mercado. audiovisual». Entre Eas disposiciones, que puede hacer que Europa recobre su paEn cambio, la producción europea de enumera esta Declaración, aparece la de pel en el mundo. Así se viene reconociensemiconductores es, más bien, modesta. promover las nuevas tecnologías y, de do en todas las reuniones internacionaEllo ha llevado a los tres principales promanera especial, la televisión de alta deles. Por ejemplo, en la reunión de Deiductores europeos, Philips, Siemens y fos, convocada por la Comunidad Eurofinición. Evidentemente, la televisión de Thompson, a aunar sus esfuerzos, lo que pea y el Consejo de Europa, que tuvo lualta definición representa un desafío paforma parte del programa Eureka, con el gar a últimos de septiembre de 1988, se ra Europa, pero el Viejo Continente se fin de conseguir, en un plazo de diez reconoció que los medios audiovisuales encuentra todavía muy lejos de sus comaños, un puesto frente al Japón y a los atraviesan por una profunda crisis cultupetidores norteamericanos y japoneses. Estados Unidos, Precisamente, los minisral, por lo que, en la Declaración de DelEn éste, como en otros aspectos, Europa tros y representantes de 26 países y el prefos y en la Carta del Audiovisual Eurocorre el riesgo de ser colonizada tecnolósidente de la Comisión de las Comunidapeo, se expresó la preocupación por la sigicamente, lo que, a la larga, implica un des Europeas, reunidos en París el 2 de tuación de los mismos en Europa. colonizaje económico y, cuando se trata octubre de 1989, hicieron pública una Dede la televisión, también cultural. Basta Alberto M. Arruli es físico y periodista. claración en la que se subraya la «imporconsiderar que, en 1987, el 80 por 100 de