Nueva Revista 026 > Rosa Chantel. noventa y cuatro años de modernidad

Rosa Chantel. noventa y cuatro años de modernidad

Alberto Porlan

Nos habla de la escritora vallisoletana Rosa Chacel, que terminó su primera novela hace 65 años y que continúa todavía en plena actividad intelectual.

File: Rosa Chantel. noventa y cuatro años de modernidad.pdf

Referencia

Alberto Porlan, “Rosa Chantel. noventa y cuatro años de modernidad,” accessed September 26, 2022, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/2413.

Dublin Core

Title

Rosa Chantel. noventa y cuatro años de modernidad

Subject

Artes y letras

Description

Nos habla de la escritora vallisoletana Rosa Chacel, que terminó su primera novela hace 65 años y que continúa todavía en plena actividad intelectual.

Creator

Alberto Porlan

Source

Nueva Revista 026 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

_ Artes y Letras ROSA CHACEL: NOVENTA Y CUATRO AÑOS DE MODERNIDAD Por Alberto Porlan L próximo día 3 de junio relación con la actualidad. Pero conocemos lo que es el laberinto. cuando, rodeada como no será muy largo. Tal vez no llePero no la encontramos, no. siempre por sus amigos, gue al centenar de páginas. A.P ¿De dónde cree que nos celebre su cumpleaños número A.P Usted siempre ha sido llegará la primera luz para 94, Rosa Chace) seguirá demosmoderna, tanto en su pensasalir de ese laberinto? trando que la modernidad tiene miento como en su literatura. R.Ch, Quizá del terreno cienmuy poco que ver con el paso del Pero me parece que ese térmitífico. Pero eso es porque no tiempo. no, «modernidad» se ha perveralcanzamos a ver otra cosa. No tido últimamente y tai vez neceme atrevería a decir que es el úniLa escritora vallisoletana, que site una indefinición. ¿No cree? co camino. Pero sí digo que por el terminó su primera novela hace momento no se ve otro. 65 años, continúa en plena activiR.Ch. Por lo que atañe a la dad intelectual, En marzo dictó literatura, a lo que la literatura A.P Europa se está consoliuna conferencia en el Ateneo de tiene de arte, me parece que reina dando como una unidad. ¿Cree Madrid con el inquietante título una gran confusión. Pero no más que se alcanzará un verdadero de «La esclava», conferencia que de lo que lo hace en los terrenos diálogo entre las culturas todavía está dando que hablar en de la pintura y de la música, por nacionales del continente? las tertulias y círculos literarios ejemplo, Claro que, además, hay R.Ch, Es una bonita utopía. de la capital. Por su parte, la ediotra modernidad que no es forzoSería tan deseable... pero estamos Por lo que atañe a la torial Tusquets acaba de publicar samente estética, sino una impodemasiado escarmentados para su poesía completa, escrita entre sición de la realidad, un desafío. literatura, a lo que la creer en algo de esas dimensiones. 1931 y 1991. O. si se prefiere, una búsqueda de Y. sin embargo, tampoco podeliteratura tiene de arte, me superación, un ir hasta ver dónde mos afirmar que sea imposible. Alberto Porlan ¿Qué proparece que reina una gran llegamos en cuanto a búsqueda A.P. Volvamos a la literatuyectos tiene en estos momenconfusión. Pero no más de de conocimiento. Me refiero al ra. ¿No cree que últimamente tos? lo que lo hace en los conocimiento científico. Se sigue estamos viviendo una vuelta al Rosa Chacel. Hace poco este camino, seguramente porque terrenos de la pintura y de relato tradicional? arranqué a escribir una novela de es el único que no resulta confuR.Ch. Sí, es verdad. Hay un cierto volumen y peso, pero ahola música, por ejemplo so. De modo que, hoy día, el nuevo realismo naciente. ra mismo está interrumpida. Me movimiento científico ha atropeA.P Y eso ¿no representa dicen que debo ampliar la confellado brutalmente a la literatura una ruptura contra las generarencia que pronuncié el otro día hasta el punto de que la que queciones anteriores, como la suya, en el Ateneo, que debo hacer un de lejos de eso no se mantiene en más experimentales? pequeño ensayo. De modo que es pie, debido a la confusión estétiprobable que haga eso, porque R.Ch.Sí. así parece. En realica en que se mueve, estoy un tanto desorientada en dad. podríamos decir que el gran A.P. ¿A dónde nos conduce este momento. Creo que es buena ejemplo, el más tangible, es el del esa confusión? idea ampliar la conferencia, porcine. El cine fue para nosotros, que veo que suenan por ahí una R.Ch. La confusión no conlos de mi generación, lo que más serie de cosas que están relacioduce a nada. Estamos debatiénnos desequilibró. Nos sugirió la nadas con ella. Son asuntos que donos en el laberinto de la liberMovilidad. Y eso, nos llevó a la están en el aire, por todas partes, tad. Porque la verdad es que Simultaneidad. Pero el cine ha y creo que lo debo hacer. De somos libres, pero estamos dencontinuado avanzando, y ha promodo que es posible que me tro de un laberinto. Y el caso es gresado de tal modo en su desasometa a ampliarla hasta conseque nosotros sabemos que el rrollo que ha alcanzado la perfecguir un ensayo que tenga cierta laberinto tiene salida, porque ción realista. De manera que ahoEl cine fue para nosotros, los de mi generación, lo que más nos desequilibró. Nos sugirió la Movilidad, Y eso nos llevó a la Simultaneidad ra ansiamos conseguir en la literatura una perfección realista igual a la que consigue el cine. A.P. Parece como si en lugar de funcionar como un estímulo para lo literario, ahora el cine fuese el modelo a servir por la literatura. R.Ch Bueno, la Movilidad y la Simultaneidad que nosotros adoptamos a partir del cine, se produjeron a consecuencia de una sugestión masiva provocada por un aluvión de imágenes imperfectas. Ahora eso ya no es así. Ahora, como las imágenes son tan perfectas, el cine ya no sugiere la realidad, sino que la materializa, la impone. De modo que lo que deseamos e intentamos construir son presencias. Hace poco hablé sobre esto de la presencia en la literatura, que me parece interesante. Lo que andamos buscando ahora es un realismo tal que podamos llamarlo presencia. La perfección del relato ha dejado ya de ser importante. Hay que quitarle al relato ¡o que tiene de monserga y trabajar con esa facultad poética a la que estoy llamando presencia. No hay nada que añadir a unas palabras tan claras y lúcidas. Y, por otro lado, tan nuevas, tan modernas. La capacidad analítica de Rosa Chacel es la misma de siempre. La sociedad española tiene, en esta mujer, a uno de sus intelectuales más brillantes y sugestivos. Es, pura y simplemente, una maestra. • Alberto Porlan.es filólogo y escritor.