Nueva Revista 026 > Razón y sentido de las cumbres Iberoamericanas

Razón y sentido de las cumbres Iberoamericanas

Salvador Bermúdez de Castro

De cómo a la luz de los recursos naturales y humanos de los que esa comunidad dispone, del flujo civilizador en el que se sustenta y de la vitalidad q2ue en otro tiempo mostró, obligado es comprobar que no ha desarrollado el abanico de posibilidades que potencialmente alberga.

File: RAzón y sentido de las cumbres Iberoamericanas.pdf

Referencia

Salvador Bermúdez de Castro, “Razón y sentido de las cumbres Iberoamericanas,” accessed February 8, 2023, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/2393.

Dublin Core

Title

Razón y sentido de las cumbres Iberoamericanas

Subject

Panorama

Description

De cómo a la luz de los recursos naturales y humanos de los que esa comunidad dispone, del flujo civilizador en el que se sustenta y de la vitalidad q2ue en otro tiempo mostró, obligado es comprobar que no ha desarrollado el abanico de posibilidades que potencialmente alberga.

Creator

Salvador Bermúdez de Castro

Source

Nueva Revista 026 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

a cobrar los primeros dividendos. Algunos reconocen que, si el tanAnte la próxima Reunión de Madrid to por ciento de los que reclaman es muy elevado se produciría una debacie financiera, pues no tendrían recursos suficientes para hacer frente a esa demanda. Razón y sentido de las Se calcula que más del 50<£ de los ciudadanos optará por comprar sus acciones a través de los fondos establecidos, algunos de cumbres Iberoamericanas los cuales están respaldados por los más importantes bancos del Por Salvador Bermudez de Castro país. En esie punto se produce una de las más importantes objecciones al método. Algunos argumentan que estos fondos desvirtúan el espíritu de la ley de privatización, que era hacer propietarios a los simples ciudadanos. ^Qué capitaA II Cumbre de Jefes de comunicación, sin las grandes les se mueven detrás de estos fonEstado y de Gobierno, que dificultades o la imposibilidad dos que han proliferado y se gasha de celebrarse en Madrid que aquejan a otros intercambios. tan sumas fabulosas en la publicien julio, vuelve a poner de actuaCulturalmente valorada, una dad? Los ciudadanos, dicen los lidad el debate sobre la realidad y realidad de esa naturaleza tiene detractores, son despojados en la contenido, presente y potencial, una significación de enorme relepráctica de su libreta de cupones de la Comunidad Iberoamericavancia, sea cual fuere 1a perspecy las acciones pasan a manos de na. La discusión en tomo a ella tiva que se tome para ponderarla. espectadores, que fian podido suele discurrir con frecuencia por Ser parte de una «comunidad». obtener información sobre las cauces pasionales como es por lingüística de esas dimensiones y inversiones más rentables. El demás habitual entre nosotros, potencialidades, originada en el gran capital {en muchos casos del haciendo a menudo difícil o hontanar de la civilización occiextranjero) se apoderará de las imposible la reflexión sosegada dental y convertida, con el tiemmejores empresas, comprando de un fenómeno que es, de hecho, po, en uno de los flujos creativos las acciones a los ciudadanos. patente e indiscutible: el de la más fecundos y universales, existencia de un crecidísimo Por lo pronto, al joven Kozeny constituye, como circunstancia, A la luz de los recursos número de millones de seres no podrán acusarlo de hipócrita. un singular privilegio para cuanhumanos capaces de entenderse naturales y humanos de los Cuando un diario le preguntó si tos tenemos la suerte de estar en dos lenguas ibéricas y que que esa «comunidad» había regresado a Checoslovainmersos en ella. comparten, sean o no conscientes quia para ayudar a establecer el dispone, del flujo civilizador de ello, un amplio y básico susnuevo sistema de la economía de en el que se sustenta y de trato cultural. mercado, respondió: «Sería muy la vitalidad que en otro Desafío de futuro generoso decir eso. Pero yo no Por invertebrada que pueda tiempo mostró, obligado es soy un hombre que hago obras de parecer hoy su virtualidad en caridad. Regreso por razones procomprobar que no ha muchos aspectos, no es discutible Sentado lo cual, justo es sin fesionales. Los hombres de negoque esa realidad evidencia, por sí embargo reconocer que, por razodesarrollado el abanico de cio somos oportunistas y Checosmisma, ¡a existencia de una nes históricas más próximas que posibilidades que lovaquia ofrece las mejores perscomunidad claramente perfilada lejanas, y que no hacen aquí al potencialmente alberga pectivas en estos momentos para y diferenciada de las demás que caso, los alcances económicos y hacer negocios». en el mundo son y como tales se políticos de esa «comunidad», y Así andan las cosas. El mapa reconocen. Un andaluz o un catapor consiguiente también en parde este país centroeuropeo es lán se entienden sin trabas con te los culturales, no han tenido la ahora un gigantesco tablero de sus congéneres americanos desde proyección y el influjo a los que «Monopolio». Sólo que los jugael río Bravo hasta Tierra del Fuese podía legítimamente aspirar. A dores no solo compran o venden go, gracias a un idioma compartila luz de los recursos naturales y casas y hoteles. Aquí están a la do, al igual que un estudiante de humanos de los que esa «comuniventa todas las principales indusCoimbra o un comerciante de dad» dispone, del flujo civilizatrias del país. • Guarda lo hacen con cualquiera a dor en el que se sustenta y de la lo largo del Brasil por idéntica vitalidad que en otro tiempo mosrazón; así como, unos y otros tró, obligado es comprobar que Miguel Rivero Lozano es periodista y logran entre sí a poco que ponno ha desarrollado el abanico de Secretario General de la Unión de Periodistas. Reside en Praga, gan de sí mismos una estimable posibilidades que potencialmente alberga. Esa evidencia se yergue, a la vez, como inculpación colectiva y como desafío de futuro. Con todo, resulta claro y notorio que esa falencia histórica es superable. Ejemplos no faltan. Todos ellos se lograron a través de la dinamización del conjunto social, generalizando los objetivos que se ambicionan: en buena cuenta, la toma de conciencia colectiva del desafío y la voluntad de asumirlo. Al hablar de la «Comunidad Iberoamericana» hecho cada vez más frecuente, si bien posiblemente con poca claridad conceptualse apela, precisamente, al contenido implícito en ta) desafío: la recuperación de un adecuado protagonismo colectivo en el concierto mundial, mediante la incentivación de una acción concertada y, en su caso, integradora. A no dudarlo, se trata de una realidad flexible. Para sus miembros americanos supone, limpia y llanamente, un empeño insoslayable; quiéranlo o no. En la era de I Cumbre de países empeños han de redundar direclos grandes bloques económicos, operación ya está en marcha desde Iberoamericanos. Guadalajara el conocido «sueño bolivariano» tamente en beneficio mutuo. hace tiempo. (México). se impone como solución sin El impulso ha de darse asimisalternativa. La integración se premo desde arriba. A los gobiernos, senta hoy como único destino. por definición, íes incumbe la resConsolidación ponsabilidad de identificar las Para España y Portugal, en oportunidades históricas y de procambio, aunque miembros de esa mover las que en cada momento se Comunidad por razones históriNos importa a todos, por consibrindan a la ciudadanía. La Comucas, culturales y de idiosincrasia, guiente, el fortalecimiento y la connidad iberoamericana quedó clarasu papel tiene perfiles especiales, solidación efectiva de esa Comunimente expuesta y definida como como es bien sabido. La contidad Iberoamericana. Y son muchas tal en la 1 Cumbre de Jefes de Estagiiedad geográfica impone y complementarias las formas en do y de Gobierno, reunida el año actualmente unos condicionaque cabe contribuir a ese objetivo. pasado en la ciudad mexicana de mientos a la integración regional Desde la base, la multiplicidad de Guadalajara, A quien haya analique las afinidades tradicionales las acciones posibles es patente: los Para España y Portugal, en zado la declaración que allí se susno pueden desvirtuar. En consemedios de comunicación de masas cambio, aunque miembros cribió, no le pueden caber dudas cuencia, su desempeño comunipueden ir ampliando, de manera de esa Comunidad por sobre la intención colectiva que la tario, en este caso ha de contemcreciente, la conciencia popular de razones históricas, inspira y la finalidad que a través plar fórmulas de participación su necesidad, como erráticamente de ella se procura. A todas luces, limitada: p. e,, el apoyo, desde ya lo vienen haciendo; se pueden culturales y de idiosincrasia, fue un momento singular, en cuanfuera, a los procesos americanos incrementar, igualmente, los consu papel tiene perfiles to vino a proclamar, con toda la de integración; la promoción de tactos y las reuniones profesionales especiales inusual solemnidad que demandan sus intereses ante terceros y, en y académicas; se podrían interrelalos hitos históricos, una orientaespecial, ante la CE; la participacionar las instituciones, más allá de ción de futuro a los intereses de ción abierta en programas de lo que ya lo hacen, homologando toda una Comunidad. fomento y cooperación; etc., etc. sus organizaciones y procedimienHemos de prever además que, tos y poniendo en común conociesta manera menos plena de estar mientos y experiencias. Queda, sin activamente presentes, tendrá, duda, un largo etcétera como reto a Significado cada vez más, una importancia ia imaginación. De lo que se trata, singular en la interTelación de los en ta práctica, es de extender una bloques económicos y, por ende, tupida red de intereses comunes en Ese y no otro es el verdadeno hemos de perder de vista, unos los más diversos campos; de extenro y hondo significado de estas y otros, que nuestros dispares derla, no de crearla, puesto que la «Cumbres». Como correspondía. la de Guadalajara fue esencialmente declarativa y, en ella, se Sigue la polémica decidió su periodicidad anual. A partir de la próxima de Madrid, el desafío nada despreciable, habida cuenta de nuestra idiosincrasia colectiva es pasar del plano Una vez más ¿Descubrimiento declarativo al de los programas concretos; y, eventuaimenre, a) de las realizaciones. Es un desafío que habrá de asumir exagerando o Encuentro? y van... las dosis de realismo y, por lo tanto, recortando minuciosamente el vuelo, en exceso habitual, de la Por Julio Strassera fantasía. Con ese logro, quedará cumplido el propósito que de origen, se quiso como motivo primordial de la conmemoración del V CenE me manda escribir sobre tenario del Descubrimiento: la «El Descubrimiento o proyección hacia el futuro de la SEncuentro de 1492». Que Comunidad Iberoamericana y el en mi vida me he visto en tal alcance del peso específico que aprieto, aunque el mandato no provenga de Violante sino de en el concierto mundial debe lleLuis Miguel Enciso cuya avergar a tener. Todo lo demás es acasión por el autoritarismo es casi so significativo, pero accesorio. emblemática ni sea un soneto la Por último, séame permitida encomienda, lo cual, dicho sea de una reflexión final sobre la imporpaso quizá me resultase más tancia del papel de España y Porhacedero, habida cuenta que el tugal en el seno de esa Comunisoneto es el género poético con el dad, A ese respecto, hay que que más fácil resulta fingir taleninsistir en que tenemos a la vista to. un mundo conformado por grandes bloques económicos, en comPero no; ésa es tarea para hisCristóbal Colón y Bartolomé da petencia entre sí, por más interdetoriadores. Jurista como soy. y hacía el peregrino de ta estrella de las Casas. pendientes que queramos figurárpor una contingencia histórica Jack London, que encorsetado y definitivamente liado a cuanto se noslos. El diálogo de bloque a en la cárcel recorría las galaxias. refiere a la defensa de los derebloque, supuesto imprescindible, Cuando caminé por primera chos humanos (aspecto éste que no siempre será fácil. Es, ése, un vez la maravillosa tiena extremeha hecho correr y gastar demasiahecho previsible, con la certidumña no fue, al menos en la primera da tinta con motivo de este Quinbre inherente a cuanto nos muesimpresión, el teatro romano ni el to Centenario), me veo en una tra la condición humana. Serán museo de Mérida lo que despertó encrucijada sin acertar con el mis emociones, sino el espíritu cruciales, por lo tanto, para unos y camino a emprender porque del descubrimiento y conquista, otros, cuantos factores puedan como en el cuento, pareciera que adherido cual la hiedra a los facilitar e incentivar vías de los pájaros se han comido las muros de sus edificios. entendimiento. Constituirá una El Descubrimiento es !a migas de pan que prolijamente he responsabilidad constructiva, digido tirando en el transcurso de mi culminación de la empresa no colofón a una andadura históhistoria. rica como la de portugueses y más extraordinaria y heroica El Nuevo Mundo ¿Qué hacer entonces?... intenespañoles. Nuestro peso respectien la historia de la taré un artículo a partir de la fanvo, en las dos «Comunidades» a Humanidad tasía y la aventura (que lo mejor Y digo descubrimiento delibelas que pertenecemos, será en parque tenemos en la madurez es lo radamente para no jugar con las te una resultante de ese comproque nos queda de niños), que sirpalabras; para no obviar la expremetido desempeño. Y, para acerva de apoyatura a polémicas consión justa porque puede herir tar, el requisito primordial es clusiones políticas y toque, bien cierta susceptibilidad exacerbada tener una noción clara y consenque tangencialmente, la cuestión por un anticientífico nacionalissuada del servicio que podemos de ios derechos humanos. mo, recurriendo a circunloquios prestar, en nuestro propio interés con los que a la postre se quiere Dejemos pues en paz los infotanto como en el de los demás. • decir lo mismo. lios y los Archivos de indias y vaguemos un poco con la imagiUn nacionalismo torpe, que ha Salvador Btrmúdez de Castro es embajador de España en Uruguay. nación, a la manera en que lo llevado a algunos a buscar con