Nueva Revista 025 > El amigo íntimo americano

El amigo íntimo americano

Alberto Míguez

De cómo Bush pudo darse cuenta durante la Guerra del Golfo que los acuerdos de cooperación en materia militar no eran música celestial para el gobierno socialista de Madrid.

File: El amigo íntimo americano.pdf

Referencia

Alberto Míguez, “El amigo íntimo americano,” accessed October 6, 2022, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/2357.

Dublin Core

Title

El amigo íntimo americano

Subject

Panorama

Description

De cómo Bush pudo darse cuenta durante la Guerra del Golfo que los acuerdos de cooperación en materia militar no eran música celestial para el gobierno socialista de Madrid.

Creator

Alberto Míguez

Source

Nueva Revista 025 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

objetivos y de filosofía y mentalidad, No pueden sustraerse a este hecho. Necesitan dar un salto cuaRelaciones EspañaEstados Unidos litativo y desembarazarse de la imagen de «ghetto» burocrático que a veces tanto les daña en su operatividad. Son, por esencia más demócratas que políticos, y sobre todo, más eficaces que reiEl amigo (íntimo) americano vindicativos. Por eso no pueden ignorar tos datos que indican una importante caída a nivel europeo Por Alberto Miguez en la afiliación sindica!, como denuncia el último informe de la OCDE; ni la significativa llamada de atención de la Encuesta Nacional de la Juventud que descubre que los sindicatos son una de las últimas asociaciones en las que gradezco, George, que (el último aparato la abandonó piensa un joven cuando decide durante tu mandato las sin pena ni gloria hace unas afiliarse o asociarse a algo; ni el relaciones entre nuestros semanas) alguien podría tener la Ahecho de que el Estado de Bienesdos países hayan alcanzado un sensación de que se trata, ahora, tar ha sido sustituido por permanivel de cordialidad inédito». de dos países y gobiernos difenentes bolsas de paro; y, en fin, Resultaba^en efecto, un tanto rentes. que et mapa de las relaciones sorprendente oír aquella declaralaborales ha cambiado con la ción de amor a la intemperie, en constitución del Mercado lnico, El presidente republicano el jardín de la Casa Blanca, Exaltación nacionalista al promulgarse en Bruselas más mientras soplaba un vientecillo repitió tres veces que el del 75 por ciento de las normas travieso y los almendros estaban liderazgo de González «a laborales y al incrementarse et en flor. En la obligada compareA propósito de los aviones y nivel continental carácter transnacional de las cencia ante los medios de comuvisto lo que pasó más tarde, (Iberoamérica) y europeo» empresas con sus centros de decinicación con la que suele clausuhabrá ahora algunos que se presión fuera de la *territorialidad» no tenía parangón rarse cualquier visita al presidengunten si valió la pena aquel de los sindicatos nacionales... te de Estados Unidos, Felipe zafarrancho por unos cuantos González estaba eufórico y cazas, aparcados en una base Si los sindicatos son «hijos de Bush, zalamero. Repitió el presi«desactivada» (Torrejón era apesu tiempo...» y son consecuentes dente republicano tres veces que nas una base de «reserva» por la con su propia realidad, el futuro el liderazgo de González «a nivel que rotaban los aparatos en alerserá positivo para todos en la continental (Iberoamérica) y ta situados en Cimino e Incerlik) medida en que una estrategia sineuropeo» no tenía parangón y y situada a unos kilómetros de la dical basada en et diálogo y la culminó el jaboneo asegurando capital del país. Pero no sólo el negociación facilita siempre que siempre consultaba a Gonzágobierno español debería preacuerdos sobre políticas econólez cuando debía tomar una deciBush pudo darse cuenta guntarse sobre lo sensato de micas y sociales que garanticen sión con respecto a cualquier aquella exaltación nacionalista durante la Guerra del Golfo tanto la recuperación de las crisis país iberoamericano. para uso interno. También los que los acuerdos de como la distribución equitativa de planificadores del Pentágono y, Los amores tardíos de los dos la riqueza nacional. cooperación en materia sobre todo, los del Departamento presidentes, la cordialidad conPor el contrario, si el protagomilitar no eran música de Estado que enviaron a un seguida en unas relaciones que nismo io asumen o el radicalismo «duro negociador» para que celestial para el gobierno han sido siempre difíciles y el o los sindicatos corporativistas, la ganara un pulso y terminó saliensocialista de Madrid afianzamiento de una cooperacrisis sindical se convertirá en cródo con nocturnidad y alevosía de ción hasta hace poco exclusivanica; y la sociedad seguirá pregunla embajada para destinos más mente militar constituyen, sin tándose, como lo hizo en la pasada gozosos en el escalafón, deberíduda, un suceso mayor en la polídécada, .para qué sir>ert los sindian hacerlo. tica exterior española. Si se comcatos?», y como ha empezado a para con el ambiente reinante Bush pudo darse cuenta hacerlo en la década actual: «¿son hace apenas cuatro años, cuando durante la guerra del golfo que los sindicatos unos irresponsanorteamericanos y españoles se los acuerdos de cooperación en bles9» Para un demócrata, sería despedazaban por la llamada materia militar no eran música una situación insoportable... • «reducción del esfuerzo militar celestial para el gobierno sociaen España» o, dicho de otra lista de Madrid. Y que en el Celia Villalobos Talero es portavoz de manera, por la salida de los aviomomento de dar la cara e incluso la Comisión de Política Social y Empleo nes F16 de la base de Torrejón del Grupo Popular en el Congreso. jugársela con los tradicionales rablemente. Habría ahora que intensificar las relaciones no militares, sobre todo las tecnológicas, científicas, culturales e incluso comerciales sin dejar que sea apeHabría ahora que nas el mercado quien las marque. intensificar las relaciones Pero esto es considerablemente no militares, sobre todo las mucho mas difícil y parece un tantecnológicas, científicas, to difícil que ambas administraculturales e incluso ciones tengan medios y voluntad comerciales para hacerlo. Por lo demás los nuevos plazos para la renegociación de los acuerdos de defensa facilitan basamigos árabes, Felipe González tante las cosas porque no exigen era capaz de poner carne en el regateos permanentes entre los asador y ofrecer la base de dos gobiernos e impiden la reapaMorón como rampa principal de rición del nacionalismo hispánico bombardeo, abastecimiento y y de la prepotencia americana planificación de los B52 que siempre que se trate de cuantificar atacaron Irak. El griterío pacifismaterial, hombres y ubicación de ta fue insignificante si se compalas fuerzas. Es probable, además, ra con el silencio sepulcral del que España en el futuro se vea resto del país, ni entusiasmado ni afectada por el proceso de «desenescandalizado con el apoyo espaganche» militar norteamericano ñol a la última cruzada, simpleen Europa (para muchos comentamente convencido de que se ristas, entre ellos el propio Kissinhacía lo que debía hacerse. El ger, inevitable) aunque González coste político que debió pagar el hubiese reiterado en Washington, gobierno por esta decisión fue, junto con un encendido canto a la pese a todo, modesto, máxime OTAN, la necesidad de que los cuando a excepción, naturalamericanos sigan en el continente mente. de ¡os comunistas el como elemento clave de la seguriconsenso en política exterior voldad y estabilidad de todos. vió a funcionar. Quienes desde posiciones de Tras esta primera prueba de izquierda o de derecha reprochan solidaridad política y militar con al presidente del ejecutivo español los aliados, el gobierno prestó un su transformación en relación con nuevo servicio a Estados Unidos Estados Unidos están, sin saberlo, ai albergar en Madrid la Confejaleando su gestión exterior. En Gran despliegue de EE.UU. a rencia sobre Oriente Medio a comunicación norteamericanos efecto, el único reproche que puetravés de España. petición de Estados Unidos. La dieron una relevancia escasa al de hacérsele a González sobre el Conferencia abrió un proceso de encuentro o simplemente lo silenparticular es que haya llegado a paz incierto, sujeto a múltiples ciaron. También lo es que de la esta posición con cierto retraso y reunión y posterior almuerzo no avalares pero la reunión sirvió a tras haber desplegado sin necesisalió acuerdo alguno. Pero tanto el González para establecer con dad argumentos que ya a princiambiente como el método resultaBush una relación de cierta pios de los ochenta olían a naftaliQuienes desde posiciones ron novedosos: se inauguraba así intensidad que ahora, probablena. Que el reproche se haga desde un proceso de «homologación» de mente, ambos exageran, pero que de izquierda o de derecha posiciones a veces ultramontanas España con sus aliados europeos favorece unas relaciones estables reprochan al presidente del y reaccionarias por quienes siguen desde la perspectiva de la Admiy amistosas. sin someter a revisión sus bohenejecutivo español su nistración norteamericana. El as adolescentes americanismo, transformación en relación método de con su ¡tas periódicas y antiamericanismo demuestra Consultas periódicas reuniones al más alto nivel que los con Estados Unidos están, que la frase, tantas veces repetida jefes de gobierno alemanes, italiasin saberlo, jaleando su por el propio González y atribuida nos franceses e ingleses celebran La breve visita de González a gestión exterior a Andreotti («el poder desgasta, con el presidente norteamericano Washington el día dos de abril sobre todo cuando no se tiene») se aplicará de ahora en adelante a abrió, según los comentaristas contiene una buena dosis de sentilas relaciones hispanonorteamemás risueños, como suele decirse do común, • ricanas. El techo y la intensidad de en estos casos, «una nueva era». la relación se han elevado consideBien es cierto que los medios de Alberto Miguez es periodista.