Nueva Revista 017 > La sucesión de Franco

La sucesión de Franco

Rafael Gómez-López Egea

Nos hace refrencia al libro "Memorias: Los años decisivos" Volumen II, escrito por Laureano López Rodó.

File: La sucesión de Franco.pdf

Referencia

Rafael Gómez-López Egea, “La sucesión de Franco,” accessed May 28, 2020, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/2240.

Dublin Core

Title

La sucesión de Franco

Subject

Libros

Description

Nos hace refrencia al libro "Memorias: Los años decisivos" Volumen II, escrito por Laureano López Rodó.

Creator

Rafael Gómez-López Egea

Source

Nueva Revista 017 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

como él los fue anotando, con tomo de sus memorias difiera de | esc cuidado y prolijidad que casu anterior y fundamental obra LA SUCESIÓN DE FRANCO racterizó siempre su trabajo. histórica, titulada La larga marSon, por tanto, como algunos cha hacia ta monarquía, Laureacríticos señalan, unas memorias no López Rodó mantiene idéntiPor Rafael CómezLópez Egea «subjetivas». Pero no hay ninguca línea en cuanto al propósito na que no lo sea. de ofrecer la visión de unos acontecimientos cruciales, en los Por eso es conveniente conIGU1ENDO con su plan de Título: «Memorias: Los años deque tuvo ocasión de participar, trastar los datos con los de otras aportación documental a la cisivos» (Volumen II). unas veces como espectador y obras de características semereciente historia de Espaotras como protagonista. Conjantes. referidas a hechos pareña, el que fuera ministro comiAutor: Laureano López. Rodó. viene desprenderse de prejuicios cidos o similares. Por ejemplo, sario del Plan de Desarrollo, Editorial: PlazaJanes Campolíticos a la hora de juzgar el el libro de don Pedro Sainz Rodon Laureano López Rodó, pubio 16. Madrid 1991. 730 pp. valor y significado de estas «medríguez, titulado Un reinado en blica el segundo lomo de sus morias», porque se corre el riesla sombra, nos brinda el relato Memorias, que abarca el períogo de supervalorarlas, tanto de la operación «nombramiento do de tiempo comprendido encomo de minimizarlas, actitudes del Príncipe don Juan Carlos» tre enero de 1966 y diciembre de ambas que no se corresponden desde el punto de vista de su pa1969, tres años, como reza el con el verdadero contenido y aldre, don Juan, heredero de los subtítulo del libro, en verdad cance de estos apuntes históriderechos de la corona, anteriodecisivos para nuestro país, que cos personales. res a los de su hijo. También el marcaron el rumbo de los aconlibro de Sainz Rodríguez pretecimientos posteriores. senta rasgos subjetivos, sin disAunque la técnica seguida por cutir el valor de los datos, refeel autor en el primer y segundo Del desarrollo económico rencias y opiniones expresadas. al político Actitud lógica y comprensible, igualmente. Vistos con la perspectiva del En primer lugar, hemos de retiempo, aquellos episodios tan cordar que don Laureano se cuidadosamente narrados por ciñe con sobriedad a la mecánica López Rodó, con el punto culde los hechos, enfocados con un estricto criterio cronológico, eviminante de la aprobación por las tando, en lo posible, comentaCortes de la propuesta en favor rios marginales destinados a didel Principe don Juan Carlos — rigir al lector por los intrincados 22 de j uiio de 1969— son de los caminos de aquel tan particular que cambiaron el curso de la sistema franquista. Lo que se historia. López Rodó se enconpierde en elaboración se puede traba. por voluntad propia, junganar en brevedad y síntesis a la to a la decisión tomada por el hora de enfocar los acontecigeneral Franco a favor de don mientos, Se preparaba, a coJuan Carlos, lejos de la postura mienzos de l%6, la redacción de don Juan de Borbón. de la Ley Orgánica del Estado, Expone, pues, sus conviccioal tiempo que se perfila en toda nes, pero no oculta las razones su gravedad el problema sucesode la otra parte. Así, anota el rio, a medida que es más evicomunicado facilitado a los medente el deterioro de la salud de dios de comunicación por don Franco, el cual se resiste, como José María de Areilza, señalanse desprende de la lectura de las do la postura del Consejo Privapáginas de estas memorias, a todo y del Secretariado de don mar una decisión clara y definitiJuan ante un hecho que alejaba va. la candidatura del Conde de Barcelona de sus legítimas aspiCuenta López Rodó los entreraciones como heredero de la sijos, tensiones, maniobras y Corona española. tendencias que se sucedían enEs un texto fundamental para tre los ministros del régimen, los comprender la lealtad de don políticos y personalidades releJuan hacia la Corona, hacia su vantes. respecto a quién habría país, hacia su hijo y a lodas las de suceder al general el día que personas que le habían seguido muriese. Naturalmente, como con fidelidad durante muchos no podía ser de otro modo, don años. Y también es un docuLaureano expone los hechos tal mentó decisivo para ver cómo, mente, con su crueldad y violenUNA LEYENDA posteriormente, don Juan Carcia. junto al espiritualismo de ios puso en práctica las lineas los grandes pensadores y la pitrazadas por su padre como procardía del pueblo llano, nos grama de la monarquía españobrindan unos contrastes muy exÁRABE la. El documento dice así: presivos y cuidadosamente descritos. EÍ derroche de fantasía «Don Juan de Borbón, culmien el que el marco histórico es Por María Pilar de Cecilia nando con ello una actitud que sólo una referencia lejana, más siempre estuvo inspirada en los bien poética, no impide, sin emmás nobles principios del servibargo, que el autor se haya docio a su país, ha disuelto, con feTítulo: «Luz del Oriente». cumentado ampliamente en lo cha de hoy, su Consejo Privado Autor: Alberto Porlan. referente a detalles ambientales. y Secretariado Ejecutivo para Asi. sucede que alude con frereajustar su actitud y la de los Editorial: Mondadori, Madrid cuencia a objetos o lugares nomque lo siguieron durante tantos antigua Persia. convertida en 1991, 161 pp. brados con palabras españolas años, a las nuevas circunslaneias Irán al hacerse musulmana por de origen árabe, cuyo significaque se van a crear dentro del la violenta ley de las armas. do. hoy olvidado, es necesario marco de la legalidad vigente». Igual que Cervantes hiciera al describir consultando el diccioescribir el Quijote, atribuyéndo«Quedan, pues, sus compoRAS unas décadas en las nario. se el papel de mero transmisor nentes y seguidores en libertad que la narrativa intentaba de un texto redactado por Cide de criterio y de opinión para superar el realismo por vía Entre pasajes dramáticos, epilíamete Bcncngeli. el autor nos obrar y pensar con arreglo a sus de experimentos formales, la sodios dinámicos, historias lepresenta su historia como si proconciencias». «Creo —prosigue fantasía parece estar imponiéngendarias y reflexiones filosóficediese de un texto escrito en la nota de don José María de dose de modo inapelable como cas. el relato va quedando perfiárabe, traducido al español por Areilza— que la monarquía fuente de inspiración de los nolado a la luz de un Oriente que un licenciado de Alcalá que propugnada por don Juan de velistas, Primero contaron con quizá nunca haya sido muy real, ejcTtre como escnlwier a finales Botbón consistía, como lo Taiitiexcelente acogida de ventas y tic pero que responde a la imagen del siglo XVII. Su tarea sería, ca en su declaración, en establecríticas obras que revivían leque de los grandes períodos cabpues, la de dar a conocer la hiscer la evolución pacífica y deyendas y sagas ancestrales proiales se han formado tradiciotoria de un hombre que cuenta mocrática que insertara nuestro cedentes del mundo nórdico y nalmente los europeos. en primer persona las aventuras país, que no es diferente, en los sajón. Autores alemanes e inCon un estilo muy cuidado y que vivió en sus años jóvenes. niveles políticos de Europa. gleses aprovecharon las posibilisugestivo, que aprovecha al máHijo de un comerciante de la Pienso también —continúa dades temáticas de este milenaximo el exotismo de situaciones ciudad de Samarcanda, desdeña Areilza— que sin la presencia rio material épico, base arguy personajes. Porlan envuelve al heredar las riquezas de su paactiva del pluralismo social y pomentai para algunos de sus lilector en un cálido torbellino de dre. rechaza la posibilidad de lítico no puede haber un régibros más logrados y mejor vensensualidad, vehemencia, hedisfrutarlas y acrecentarlas, premen verdaderamente libre». didos. roísmo y también de fervor fafiriendo convertirse en un vanático. Laureano López Rodó vuelve Después, en países alejados liente caballero, auténtico señor a resucitar, a través de sus medel ámbito cultural nórdico, el El narradorprotagonista, con de lu guerra. Fiel a la carrera de morias. nuestro más inmediato fenómeno correlativo parece la pasión de la juventud, en su las armas, acude a una especie pasado, cuando ya los espíritus orientarse hacia otra fuente nabúsqueda de la perfección y de de academia militar de la época, se han serenado. Y se ha hecho rrativa de apariencia casi inagola satisfacción de la renuncia, es donde sus maestros templarán realidad el objetivo de conseguir table: las gestas del pueblo áraun tip<i humano muy atravente tanto la fuerza de su brazo como esa «evolución pacifica y demobe en su lucha por llevar hasta que se muestra como el héroe la fortaleza de su espíritu. El eje crática» que ha insertado a Esel último rincón de la Tierra las idóneo para una novela de sabor narrativo lo constituyen los avapaña en los niveles políticos de doctrinas y enseñanzas de su épico y lírico a la vez, y que a lares de este duro aprendizaje, Europa, respetando el pluralisprofeta: Mahoma. Los cuentos través de una impecable prosa cuyos rigores se compensarán, mo social y político que nos ha nórdicos trasladan al lector al brinda claras resonancias poétien parte, con el calor de la amisllevado a un régimen «verdadepaís de los elfos y los gnomos; cas. Su relato autobiográfico tad surgida enire el protagonista ramente libre». Si España logra mientras, los musulmanes nos produce un efecto grato, seducy otros dos jóvenes tan valientes afirmar sü camino hacia la liberconducen a ese otro mundo de tor, haciendo olvidar al lector de y nobles como él. tad, en la justicia y a través de los derviches, los almuédanos y hoy el recuerdo mucho más dela democracia, todos los esfuerlas cortantes cimitarras. sagradable que en su mente han A través de lan fascinante pezos realizados por tantos homdejado los árabes contemporáripecia. Alberto Porlan realiza bres de buena voluntad —sin neos. más reales, pero también 1111 llamativo despliegue de ridistinción de bandos políticos—, La mística del guerrero mucho menos caballerescos y queza imaginativa, a medida tal como es el caso de don Launobles que los guerreros legenque se adentra en una minuciosa reano López Rodó, han merecidarios que protagonizan esta recreación de la civilización áraEn tan sugestivo ambiente do la pena • brillante «Luz de Oriente». • be en el momento de máximo nos introduce Alberto Porlan esplendor hasta ahora conocido. allá por el año mil de la era crisTodo el refinamiento de la sabitiana. La acción se desarrolla en Mari» Pilar de Cecilia es licenciada en Hnfacl (¡rtmwI.opf Egn es abogado y duría oriental, reflejada fielFilologia Románica y asesora literaria las tierras que pertenecieron a la periodista