Nueva Revista 016 > Novedades en la familia española

Novedades en la familia española

Salustiano del Campo

De cómo los cambios sociales operados en la familia española abarcan muchos aspectos: demografía, actitudes, comportamientos, status, etc.

File: Novedades en la familia española.pdf

Referencia

Salustiano del Campo, “Novedades en la familia española,” accessed October 6, 2022, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/2195.

Dublin Core

Title

Novedades en la familia española

Subject

Los Grandes Cambios

Description

De cómo los cambios sociales operados en la familia española abarcan muchos aspectos: demografía, actitudes, comportamientos, status, etc.

Creator

Salustiano del Campo

Source

Nueva Revista 016 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

punto de que de los hogares existentes en En relación con la familia española, los cambios habidos tienen que ver 1981 el 71,2% contaban con un núcleo familiar de 3,6 personas y el 10,2% pertenecían tanto con los comportamientos como con la legislación. Los de conducta a personas que vivían solitarias. continúan la evolución observada desde los años cincuenta, pero la política familiar ha roto los esquemas vigentes durante el franquismo. En conjunto, resulta claro que nuestra familia se aproxima cada día más a la Descenso de la natalidad que caracteriza a Europa, aunque ello no justifica que se infravaloren sus particularidades. En la nueva normativa, por su lado, se aprecia un cierto La caída reciente de la natalidad española prurito de «progresismo», más visceral que informado y reflexivo, que no no debe hacernos olvidar que el descenso se ha extendido a lo largo del presente sipocas veces conduce a rectificaciones que, no sin apuros, intentan glo, de modo que las familias de los años esconder tos costes del fracaso, sesenta eran ya más reducidas que las de las generaciones anteriores. La tasa bruta de natalidad, que en la década 19011910 osciló en torno al 34,5%, fue en 19611965 del 21,3 y descendió hsta 10,8 en 1987. Esto NOVEDADES EN ha repercutido tanto en el número de hijos por mujer, que ha pasado de ser 4,7 en 1900 a ser 2,5 en 19701975 y 1,4 en 1987, como sobre el ciclo de la vida familiar, que tamLA FAMILIA ESPAÑOLA bién ha experimentado modificaciones importantes. Así, el tiempo dedicado a la fecundidad matrimonial se ha acortado desde Por Saiustiano det Campo 1900 en un 46%, ya que se tienen menos hijos y en menos años. Como consecuencia, por otra parte, del alargamiento de la vida media, que es sin duda uno de los grandes logros sociales de nuestro siglo, ha aparecido en España como antes lo hiciera en los demás países avanzaOS cambios sociales operados dos, la etapa del nido vacío, que sigue a ¡a en el seno de la familia españoemancipación de los hijos y que se prolonga la abarcan muchos aspectos: la y da lugar a problemas nuevos de convivendemografía, las actitudes y cia y ruptura. En conjunto, el matrimonio comportamientos, los status, dura actualmente bastante más que hace tas relaciones entre los miembros y otros, noventa años, y tanto la complejidad de las que, como la aceptación del trabajo de la etapas que atraviesa como la cantidad y difimujer, la disolución voluntaria del matriOS cambios sociales monio y la fecundidad de las no casadas, cultad de los problemas a los que ha de haoperados en el seno de la han dado origen a diversos modelos de concer frente exponen a muchos más riesgos y vivencia: las familias monoparentales, las familia española abarcan someten su supervivencia a pruebas muy parejas que cohabitan sin casarse, los hogaduras. muchos aspectos: la res unipersonales y otros. Todos ellos, sin demografía, las actitudes y embargo, pueden considerarse como dericomportamientos, los status, vaciones de ta familia nuclear, que sigue Noviazgo y matrimonio las relaciones entre los siendo absolutamente predominante en Espana. miembros y otros que, como la También ha cambiado cualitativamente el aceptación del trabajo de la camino que conduce a la formación de una Durante la segunda mitad del siglo XX. mujer, la disolución voluntaria nueva familia. Al ritual formalista y casto ta nuestra ha pasado a ser una sociedad urde los antiguos noviazgos le ha sucedido un bana moderna, industrial y tecnológica, por del matrimonio y la comportamientoespontáneo y más liberalo que han tendido a desaparecer algunas fecundidad de las no casadas, do. Las relaciones sexuales prematrimoniaformas familiares ligadas a la anterior eshan dado origen a diversos les tienden ahora a ser aceptadas por los jótructura social, como la familia extensa. Por modelos de convivencia venes (alrededor del 65%), principalmente esa causa y por el descenso de la natalidad, cuando están enamorados o comprometidos que tanto se ha acentuado en años recienpara casarse, en claro contraste con lo que tes, el tamaño de la familia ha venido dismipiensan las personas de 60 y más años, que nuyendo desde 1940, cuando contaba con raramente aprueban tales relaciones (entre 4,2 miembros, hasta 1981, en que tenía 3,5. un 11 y un 15%). Y esto sucede en todo el territorio nacional, por haberse generalizado la tendencia indiAunque el CIRES ha puntualizado en cada a partir de los años setenta, hasta el 1990 que para el 57% de tos españoles las uniones consensúales, que no pocos consii relaciones prematrimoniales íntimas no son deran como una especie de matrimonio a «deseables», una amplia encuesta del CIS prueba. Así, entre la población mayor de de octubre de 1989 parece demostrar que el 18 años el 17% considera que deben ser fo50% de la población española de más de 18 mentadas para cjue el matrimonio se haga años estima conveniente que durante el noN conjunto, el con «conocimiento de causa», mientras que viazgo se mantengan relaciones sexuales, matrimonio dura actualmente un 41% las entiende como un resultado de subiendo esta proporción al 84% en el grubastante más que hace la evolución de las costumbres y solamente po de edad de 18 a 24 años. Las razones un tercio las califica de absolutamente inque se aducen en pro de su conveniencia o noventa años, y tanto ia morales. Además, cuatro de cada cinco esinconveniencia no constan con claridad, complejidad de las etapas que pañoles creen que este tipo de parejas aupero el 50% de los hombres y el mismo poratraviesa como la cantidad y mentará en el futuro próximo. centaje de las mujeres creen que está bien dificultad de los problemas a que se tengan relaciones sexuales sin estar La reciente encuesta del CIS, antes menlos que han de hacer frente, le casados si existe un proyecto de matrimocionada, muestra que el 29% de la poblanio, hay verdadero amor o incluso cuando ción juzga que matrimonio y unión consenexponen a muchos más riesgos se da solamente un cierto cariño. sual son prácticamente la misma cosa y el y someten su supervivencia a 27% que ésta sirve para conocerse mejor, A su vez, el matrimonio sigue siendo ampruebas muy duras en tanto que el 20% la considera inmoral y pliamente aceptado como la situación perel 11% perjudicial. Curiosamente, aunque sonal más deseable, lo cual no excluye una para el 37% la ceremonia, civil o religiosa. actitud de mayor permisividad hacia las no añade nada a! compromiso personal, el dido conocer y sobre todo utilizar con liber68% preferiría casarse por la Iglesia y sólo tad los métodos anticonceptivos, si bien en el 13% por lo civil. 1985 había aún un 33,5% de mujeres que Los resultados de la encuesta del CIRES, jamás habían utilizado ningún método y un por su parte, revelan una actitud cada día 14% que había usado alguno ineficaz. El más conservadora ante el matrimonio por efecto de la difusión se revela en el dato de que en 1977 el número de mujeres casadas parte de los jóvenes, a pesar de que tienen que nunca habían utilizado ningún método dificultades para encontrar la pareja ideal. ascendía al 40% y en 1985 abarcaba solaAdemás, el 77% de los españoles opinan A ley despenalizadora mente el 16%. que el matrimonio no está pasado de moda del aborto tuvo que ser y más del 90% afirman que para ellos la faA pesar de lo dicho, no pocos factores confirmada por el Tribunal milia es lo más valioso y que por ella estaculturales, religiosos, tradicionales y educaConstitucional antes de entrar rían dispuestos a sacrificarlo todo, hasta el tivos impregnan las actitudes y conductas de punto que el 66% de los casados se muesen vigor, y, según acreditan las las mujeres en este y en otros asuntos relatran dispuestos a jurarse nuevamente fidelicionados con la familia, y lo mismo pasa, encuestas, la religión y la dad ante el altar y declaran que ¡es gustaría aunque en menor medida, con los hombres. conciencia moral de la ser imitados por sus hijos. Prueba de ello es el caso del aborto, ahora mayoría de los españoles lo autorizado en Ues supuestos, pero todavía rechazan como un medio de lejos de una solución de consenso. La ley despenalizadora del aborto tuvo que ser control de la natalidad Uso de anticonceptivos confirmada por el Tribunal Constitucional y aborto antes de entrar en vigor, y, según acreditan las encuestas, la religión y la conciencia moral de la mayoría de los españoles lo rechaGracias a la existencia de dos encuestas zan como un medio de control de la natalioficiales de fecundidad, de 1977 y 1985 resdad. La creciente aceptación en los casos en pectivamente, cabe afirmar que la drástica los que corre peligro la vida o la salud de la bajada hasta el nivel actual se ha producido madre, hay anormalidad grave o incurable cuando la mayoría de las españolas han podel feto o el embarazo es producto de una violación, se debe en gran parte al coste en vidas femeninas que comporta su práctica ilegal y a la presión que ejercen los movimientos feministas en favor de que las mujeres dispongan libremente de sus propios cuerpos. De todos modos, la opinión popular sigue oponiéndose mayoritariamente a la aprobación de una ley de plazo, que es el objeto de máximo deseo de los grupos proabortistas. Las relaciones familiares Posiblemente la igualdad de los cónyuges dentro de la familia es uno de los aspectos en los cuales más se ha avanzado en los últimos lustros. La situación de la mujer en la sociedad y en la familia ha variado tanto que sus consecuencias son muy importantes. No obstante, subsisten aún viejos estereotipos sobre su adscripción a las tareas domésticas, junto con imágenes eficaces sobre el cuidado de su aspecto físico o sus limitaciones para el trabajo fuera del hogar. La encuesta del C1S de 1989 aporta precisiones valiosas acerca de lo que más influye en el éxito de un matrimonio. Así. el 95% opina que la fidelidad es muy o bastante importante; el 84%. que lo son los ingresos; el 57%, que lo es que ambos cónyuges pertenezcan a la misma ciase social; el 96%, que lo es e) mutuo aprecio y respeto; el 55%, que ambos tengan las mismas creencias; ei 78%, que tengan una vivienda en condiciones; el 30%, que coincidan en sus opiniones políticas; el 95%, que se comprendan y toleren; el 66%, que vivan independientes de sus respectivas familias de origen; el 89%, que su relación sexual sea feliz; el 60%, que compartan los quehaceres domésticos; el 98%, que tengan hijos, y el 8.1%, que tengan gustos e intereses en común. Kf divorcio Los datos disponibles confirman que el matrimonio medio español es más armónico y su conflictividad no demasiado alta. Dentro de él se discute principalmente sobre los parientes, la educación de ios hijos y el dinero, pero la mayoría no lo hace nunca o casi nunca. A juicio de los españoles, según el C1S, son motivos tan graves que justifican el divorcio, incluso para los que no son partidarios de él, los siguientes, que se relacionan en orden decreciente de los porcentajes de acuerdo que reúnen: Malos tratos 87 Incompatibilidad de caracteres .... 81 Abandono del hogar 81 cios y separaciones, y, consecuentemente, Adulterio de la esposa 75 el de las familias monoparentales, sobre Adulterio del marido 74 todo de las encabezadas por mujeres; más Homosexualidad 74 personas vivirán solitarias, y una amplia Falta de amor y armonía conyugal . . 73 proporción de ellas pertenecerán a la terceAlcoholismo crónico 65 ra edad; las familias recompuestas difundiSeparación de hecho dos o más años . 53 rán ese nuevo modelo de familia extensa Desarmonia sexual 46 que están produciendo los divorcios y las seEncarcelamiento superior a 6 años . 39 gundas y posteriores nupcias. Reclusión psiquiátrica del cónyuge . . 38 Otros cambios familiares previsibles deEsterilidad 26 penderán de las futuras condiciones econóOS datos disponibles micas, tecnológicas y sociales del país, si confirman que el matrimonio bien cabe entrever que favorecerán la demedio español es bastante mocratización interna y reforzarán el papel armónico y su conflictividad de la mujer, que se igualará aún más al del Resumen y conclusiones hombre, al reducirse su discriminación lano demasiado alta. Dentro de boral y elevarse su nivel educativo. La releLos datos y argumentos traídos a colación él se discute principalmente vancia de los factores coyunturales, sin emen el presente artículo nos permiten ahora sobre los parientes, la bargo, no debe ser menospreciada, sobre trazar algunas líneas de tendencia: proseeducación de los hijos y el todo si se tiene en cuenta el retraso que se guirá la liberalización en todos los sentidos dinero, pero la mayoría no lo ha dado recientemente en la emancipación de las relaciones de pareja, acentuándose la de los jóvenes, que prefieren mantenerse al hace nunca o casi nunca desinstitucionalización de la familia; auabrigo del hogar paterno por ser la situación mentará la proporción de los casamientos que les espera fuera de él sumamente difíciviles y continuará la baja natalidad, si bien cil. Hoy, incluso los graduados universitahabrá que esperar todavía algunos años rios tienen una alta tasa de paro y la intepara poder calcular la fecundidad final de gración de los jóvenes en el mundo de los i as cohortes cuyo período reproductor no adultos presenta enormes dificultades. • está cerrado, con lo que conoceremos el cambio del calendario de la fecundidad y no sólo el número de hijos por mujer en un SdÍusÜwhi del Campo es catedrático de Sociología de la Universidad Complutense. momento dado; crecerá el número de divor