Nueva Revista 059 > Las 4 ecuaciones maxwellianas

Las 4 ecuaciones maxwellianas

Alberto M. Arruti

Reseña literaria de "Escritos Científicos" de James Clerk Maxwell.

File: Las cuatro ecuaciones maxwelianas.pdf

Tags

Referencia

Alberto M. Arruti, “Las 4 ecuaciones maxwellianas,” accessed August 25, 2019, http://repositorio.fundacionunir.net/items/show/1261.

Dublin Core

Title

Las 4 ecuaciones maxwellianas

Subject

Libros

Description

Reseña literaria de "Escritos Científicos" de James Clerk Maxwell.

Creator

Alberto M. Arruti

Source

Nueva Revista 059 de Política, Cultura y Arte, ISSN: 1130-0426

Publisher

Difusiones y Promociones Editoriales, S.L.

Rights

Nueva Revista de Política, Cultura y Arte, All rights reserved

Format

document/pdf

Language

es

Type

text

Document Item Type Metadata

Text

los explicaba, Maxwell recogió el traLas 4 ecuaciones bajo de otros científicos y lo vertebró maxwellianas en las célebres cuatro ecuaciones del campo electromagnético. De ese moJames Clerk Maxwell do, quedaba elaborada una teoría en la Escritos científicos que se daban cita la Electricidad, el Ed. de José Manuel Sánchez Ron Magnetisno y la Óptica. CSIC, Madrid, 1997, 252 págs. Con ocasión del centenario del nacimiento de Maxwell, Einstein escribió que, antes del físico inglés, los axwell es una de las graninvestigadores concebían la realidad fídes personalidades de la sica en la medida en que se supone Física, un auténtico genio, Mque representa los fenómenos naturacomparable a Newton y a Einstein. les como puntos materiales, cuyos Los escritos que aparecen en este volucambios sólo consisten en movimienmen se pueden clasificar en cinco tos que pueden formularse mediante apartados: conferencias, monografías ecuaciones diferentes totales. Después sobre hombres de ciencia, estudios sode Maxwell, se concibió la realidad fíbre diversas cuestiones científicas, ensica como representada por campos sayos sobre Física Estadística y, finalcontinuos, que no podían ser explicamente, estudios sobre Electromagnedos mecánicamente, que debían repretismo. El libro se inicia con una docusentarse mediante ecuaciones diferenmentada introducción de José Manuel ciales parciales. Sánchez Ron, catedrático de Historia de la Ciencia, en la que se exponen Las ecuaciones de Maxwell deuna serie de datos biográficos que ayumostraron la estrecha conexión entre dan a situar la figura de Maxwell, al los fenómenos eléctricos y magnéticos, tiempo que un análisis de la aportaal tiempo que ponían de manifiesto ción maxwelliana a la Física. Ésta tuvo que la luz podía ser explicada como tres ejes fundamentales: la teoría de los pura radiación electromagnética. A colores, la Física Estadística y la teoría pesar de los éxitos de la teoría, era neelectromagnética. Es, en este tercer ascesario conseguir la producción de especto, donde su labor fue más importas ondas electromagnéticas, que para tante. Del mismo modo que Newton Maxwell eran pura especulación. Era recogió toda una serie de experiencias necesario también reproducir con ellas y de hallazgos de otros físicos y astrólos fenómenos ópticos conocidos. El nomos, anteriores a él, y los sintetizó mérito de haberlo conseguido pertemediante una teoría la de la gravitanece a Hertz, que realizó sus experiención universal que los englobaba y cias en 1888. Maxwell había muerto en 1879. Por esa razón, estas ondas recial e interesadamente amnésica del ciben el nombre de ondas hermanas. presente. Esta saturación de recuerdos En la teoría electromagnética de la luz fechados que puebla nuestra vida en los últimos tiempos puede interpretarquedan comprendidas diferentes clases se de distintas formas aviesas que, con de radiaciones, cuyas características seguridad, tienen algún fundamento; dependen exclusivamente de su longipero, una vez depuradas éstas, sobresatud de onda. Así, quedan incluidos los le la más relevante: la necesidad de rayos X, la radiación ultravioleta y el evaluar el pasado para construir el fuinfrarrojo. Y también el pequeño doturo a partir de algo más que rancias minio que corresponde a las radiaciocreencias vertidas en los quebradizos nes para las que es sensible nuestra recántaros de los prejuicios. Y si esta latina. bor se viene realizando últimamente Posteriomente, se han producido con tan infatigable persistencia es poruna serie de descubrimientos. Pero que nuestro tiempo llámesele modersiempre las cuatro ecuaciones reprenidad, postmodernidad, o como se sentarán un hito en el pensamiento quiera— requiere más que nunca de la científico, lo mismo que la ley de la construcción de relatos que doten de gravitación universal de Newton. Alsentido al pasado para que, de forma berto M. Arruti. refleja, se construyan las identidades individuales y colectivas. Es, en definitiva, una forma de pasar factura a Adiós al nuestros mitos sometiéndolos a un interrogatorio tan ponderado como inpesimismo cisivo. Amando de Miguel Ésta es precisamente la tarea que ha abordado con tanta energía como y RobertoLuciano Barbeito éxito el libro que nos ocupa. AuspiciaElfinal de un siglo do por la Fundación Central Hispano de pesimismo (18981998) y con el apoyo del instituto de opiPlaneta, 1998, 401 págs. nión Tábula V, del que Amando de Miguel es director de estudios y Roa conmemoración de centenabertoLuciano Barbeito director técnirios se ha convertido en una co, este trabajo constituye una auténforma, no sólo de recuperar la Ltica rareza, no sólo dentro de nuestro memoria, sino también de redefinir ya casi abotargado panorama editorial sus contenidos siguiendo los moldes relativo a las efemérides, sino además que impone la atalaya, a menudo par—y esto es lo esencial, en el del pensa